“¿Ya no tiene caso?”

He llorado en mi soledad porque tú, niño, pareces vagar por ese zaguán oscuro y lleno de mentiras y parece que no quieres salir… Sabes niño muchos lo llaman inmadurez y también lo llaman cobardía pero dale tú el nombre a ese zaguán en el cual vives… Deseaba que en nuestro mundo se destruyeran los placeres, que se acabará la guerra, que todo terminará pero no nuestra amistad… y eso fue lo primero que terminó pero ¿Por qué? aún no me has dicho… Tú, niño, te dedicas a huir de nuestros problemas, te dedicas a hablar cosas que no son, te dedicas a tratar de ser la victima diciendo que “Para ustedes no hay razones suficientes, es inútil explicarles” al leer esto nace una pregunta llorando por una respuesta ¿Has intentado darnos las razones?… “No todas las razones están al alcance de la vista” entonces ¿Dónde están esas dichosas razones que tienes?… Si tú dices que ya no tiene caso entonces para que sigo escribiendo, para que sigo sufriendo por algo que fue importante para mi, para que planeo como arreglar esto si para ti “Ya no tiene caso”… Maldito sea el motivo que levanto esta diferencia… Solo me queda decir que cobardía es no enfrentar los problemas… Cobardía es huir y no buscar una solución… Pero apesar de todo Gracias…

Razones tienes para irte

yo mientras tengo cosas que decirte.

Tu cobardia me impresiona

y tu solucion me decepciona

—-0—-

Entender no es la razon dar

entender es apoyar y aconsejar.

Una lágrima quiere salir

al saber que donde tú vas no podré ir.

—-0—-

Miénteme, aunque sea dime

que recuerdas la canción,

miénteme, aunque sea dime

que podría cambiar tu solución.

Anuncios

“Ya no me quieres”

Deseo escucharte como escucho el mar, deseo abrazarte como abrazo a mi madre, deseo verte otra vez amor mio… Quiero estar acurrucado contigo como aquella noche en que compartimos nuestros alientos, nuestros besos y gemidos… Niña preciosa quiero jugar con tu pelo como lo hice la primera vez que te vi tan cerca de mi… Quiero cerrar mis ojos y adormecerme para poder soñar, para poder tocarte y sentir tu cuerpo a la par del mio… Deseo darte mi silencio para que tu me des tu voz, quiero abrazarte para que tú me des tu calor y yo poder darte mi amor… El ultimo día que te vi fue el ultimo día que se dibujó una sonrisa sincera en mi rostro y fue el ultimo día que mi corazón sintió alegría… Te amé por tantas cosas pero esas cosas eran tan pocas para lo que tu te merecías pero fue lo único que pude darte y seguramente fue insuficiente… Tú crees acaso que ¿fue fácil arrancarme tu amor del corazón? no fue nada fácil. Cada día que pasaba sin tu voz, sin tus manos sentía como mi corazón se desgarraba, sentí como perdía sentido mi vida y así ella se perdía en la eterna tristeza en la cual vivo… Tú y yo eramos como dos llamitas separadas que cuando se unían formaban una llama gigante, una llama caliente y amorosa que parecía que nunca acabaría. ¿Te acuerdas?. Al parecer mi flor de la vida solo crecía con el agua que tú derramabas, que tú me regalabas cada vez que me besabas, ahora mi flor esta marchita y espera ser arrancada para siempre… Yo soy esto que sufre, esto que llora sin consuelo, esto que se pierde en el mundo, esto que muere lentamente sin amor, sin compañía… No sé quien soy ni quién quiero ser, estoy confundido, tan confundido que he perdido a mis amigos y no me he dado cuenta, he perdido aquellos amigos y no lo quiero aceptar y solo por este maldito amor falso, solo por este maldito orgullo que me consume, solo por las malditas apariencias… Podré estar a tu lado y es como si no estuviera, podré hablarte pero es como si no lo hiciera, podré mirarte a los ojos pero no veré lo que veía antes, podré dejarte de amar, y sin embargo, no podré olvidarte… Ya es demasiado tarde… princesa… ya no me quieres ¡Esto es un desastre! ya no quiero recordar…

“Tengo 18 y…qué?”

Esto es dedicado para ti porque tú fuiste la que lo inspiró. Espero que lo leas y reflexiones… “Cuando tenga 18 haré lo que sea, llegaré a mi casa a la hora que quiera y ni papá ni mi mamá me podrá decir nada”… Esa frase al parecer te hizo sentir grande y realizada pero ¿te has dado cuenta quienes son tus padres? ¿Que hicieron por ti?… “La casa es mía. No es ni de mi papá ni de mi mamá”… ¡Idiota! si pensaras un poco te darías cuenta que sin esa “casa” ellos no te hubieran criado, tú no hubieras reído, tú no hubieras sido educada, tu no hubieras tenido con quien tomar café, sin esa “casa” ellos no te hubieran amado como te aman. Deja de ser tan materialista y ve esa “casa” no como un montón de cemento sino vela como tu vida, como la vida de ellos, como todo lo que tienes y que gracias a ella no te has mojado ni pasado ninguna necesidad… Si para ti cumplir los 18 años es convertirse en alguien malagradecido y malcriado sinceramente me decepcionarías mucho y me daría pena pensar en ser como tú… ¡Imbécil! dime ¿Cumplir 18 es olvidarse de todo lo que te dieron? ¿Cumplir 18 es voltear la cara cuando ellos se acercan a hablarte? ¿Cumplir 18 es irrespetarlos?… ¡Qué desgracia si eres así o si piensas así!.. Los errores de ellos no son nada y quedaran siempre justificados con recordar que: Te dieron la vida, te alimentan, te crían, te aman, te cuidan, te dan techo, te dan todo lo que necesitas… Piensa un poco y dime ¿Es justo pagarles con un insulto, con una desobediencia? ¿Es justo pagarles así?… Los hijos, nosotros, tenemos que estar eternamente agradecidos por todo lo que nos dieron y nos darán, tenemos que agradecerle por todo lo que somos… Espero no volver a escuchar de tu boca “Tengo 18 y puedo hacer lo que me de la gana y decir lo que quiera” porque me darás pena y me daré cuenta que nos aprendido nada de la vida y que eres una maldita idiota malagradecida! Solo piensa que sin ellos 2 tú no existirías, sin ellos 2 tú no serias como eres, sin ellos 2 Dios no hubiera podido crearte… En vez de reclamarles  o insultarlos dale las gracias! y también a Dios por tenerlos a ellos…

“Aprender sin ti”

Si no puedes ver la desilusión en mis ojos ni puedes tocar mis lágrimas ni puedes oler la soledad que hay en mi, sinceramente has perdido aquello que nos unía, has perdido todo por lo que reíamos juntos, has perdido todo… Si no te gusta que un poeta describa con lindas palabras la amistad ni te gusta que digan que es amor entonces dime ¿Cómo sabes tú que es la amistad? ¿Cómo sabes diferenciar entre un amigo y un interesado?… Dime amor mio ¿Cómo no recordarte? ¿Cómo no imaginarte? si eras la que llenaba mi vida, eras la que luchaba conmigo y para mi… Sacrificaba todo solo por verte, sacrificaba todo solo por tomar tu mano y sentir tu calor y ¿de esa forma me pagas?… Cada día que pasa se seca más nuestro corazon, se derrumban nuestros sentimientos más profundos, cada día que pasa nos aleja más y más y nosotros sin hacer nada. Quisiera volver a aquel tiempo y poder hablarte como te hablaba, abrazarte como te abrazaba pero más importante aún acompañarte como siempre te acompañé… En esta ocasión siento que es más difícil hablar del pasado ya que nunca quise que nuestra relación fuera pasada, nunca quise que terminara de la forma que terminó… Ahora lo que me queda es aprender a vivir contigo pero sin ti, hablarte sin hablarte, verte sin verte, reírme pero sin demostrarlo, acompañarte sin estar a tu lado, quererte sin demostrarlo, ser tu amigo sin serlo… Al mirar esta situación y al sentir ganas de llorar, cierro mis ojos para salir de este mundo lleno de problemas y envidias para entrar en aquel “paraíso” en el cual vivimos por pocos meses… A veces pienso que me va ser imposible avanzar sin ti, que no podré olvidarte y que siempre te querré pero el tiempo dirá porque el impone su crueldad y nos enseñará… No me niegues amor mio porque yo no te he negado nunca, no digas que nunca me ocuparas porque sabes que siempre ocuparas a alguien… Quiero que sepas que tú has sido la inspiración para hacer esto, tú has sido la que me ha llenado el corazón de tristeza y la única que me ha hecho llorar pero apesar de eso… ¡Te extraño!… Ahora amiga mía dime  ¿Qué más escribirte? ¿Qué más decirte? ¿Qué más demostrarte? no lo sé… No pude darte la lección y me quede sin ti… Ya estoy cansado.

“… le pasa”

¿Es tan difícil entender que hay dolores que no se alivian con decírselos a la gente? Hay unos que se alivian con solo escribirlos otros se alivian llorando en silencio pero hay otros que simplemente nunca se aliviaran… Mi corazón solo entiende de dolor y decepción, solo entiende de sufrimientos y sueños no cumplidos, solo entiende de odio y desamor. Después de sufrir esto yo pude haber llorado un mar, pude haber tirado todo al abismo, pude haberme rendido, pude haberlo hecho pero no lo hice porque sabía que eso no aliviaría mi dolor y lo único que hice fue desatar mis palabras y escribir mis penas con sentimientos y lágrimas amargas de dolor y soledad… A veces, a veces traté de poder decírselo a la gente pero ella cerradas en su desinterés no les importó mis angustias y me respondieron “a todo mundo le pasa”… Ahora me pregunto es acaso que: ¿A todos le ha pasado lo mismo que a mí? ¿Soy el único que me mortifico por algo normal para las demás personas? ¿Soy débil? ¿Por qué me dijeron eso? Tantas preguntas y creo que las única respuesta es que nunca les importó mis problemas porque aunque fueran “normales” yo aún no sé cómo llevarlos ni cómo solucionarlos…