“Cada momento”

Que pasa contigo niña que me ves de lejos, jugueteas con tus pies en el agua sucia y no me saludas como antes, que pasó niña con tu paz interior con la cual alardeabas y parecías inquebrantable, que ganas niña con esa actitud patética de mantenerse lejos para demostrar enojo no crees qué es mejor hablar para que no pase el tiempo y sea tarde, niña ¿qué pasa por tu mente cuando me ves?… Acaso ese dichoso lapicero ¿siente algo? para que lo defiendas tanto… Ya estoy cansado que nuestras buenas relaciones dependan siempre de un hilo que se rompe con una palabra, con una broma, con un nada. Deprimente. Nos preocupamos tanto por las cosas efímeras, nos preocupamos tanto por cosas que no valen la pena, nos preocupamos por nuestro sufrimiento y olvidamos el de los demás… Mírame ahora a los ojos y veras que estoy llorando, estoy llorando por cosas que no son imposibles pero se empeñan en serlo pero tal vez cuando me mires no me podrás ver porque estoy en esta oscuridad que diseñé para poder vivir sin mostrarme, para poder hablar sin el corazón y poder escuchar sin atención… Mundo maldito que promete, que te deja solo, que te olvida, que te lastima y te da la espalda. Pero en fin entre mi frialdad necesaria y tu cariño sin argumento es mejor una sonrisa que una lágrima. Es mejor una solución que una distancia… Es tan sencillo como vivir al día… Es tan sencillo como saber vivir para y con tus amigos… cada momento es importante, cada momento fragua tu manera de entender el mañana, cada momento puede ser el último, cada momento tu decides quien te acompañará por el resto de tu vida…

Anuncios

“Con paz”

Sentado en el sillón de aquella casa vieja he aprendido a observar con cuidado, he aprendido a hablar sin palabras, he aprendido a decir lo necesario, he aprendido a escuchar lo necesario, he aprendido a valorar lo que se tiene, he aprendido que una meta es lo único que nos mueve y nos dan ganas de vivir, he aprendido que no es necesario llorar a un muerto porque no lo necesita, lo que el muerto necesita es oración para encontrar su camino, he aprendido a soñar, he aprendido a hablarme para poder comprenderme, he aprendido que todo tiene un propósito y lo único que tenemos que hacer es saber tomar la lección, he aprendido a recordar sin rencor, he aprendido a vivir el hoy, he aprendido a conocerme… Sé que todavía me falta mucho por aprender y descubrir pero no me apresuro porque todo tiene su tiempo… Así que soñemos, amemos, recordemos, oremos, valoremos, pero mucho más importante vivamos esta vida con paz…

¿Qué escribo?

¿Qué tengo que escribir? Ciertamente es demasiado pero ¿Cómo lo separaré? ¿Cómo podré acordarme de todo? Aún no lo sé pero quiero que sepas que todo ya pasó (no olvidado), en esta realidad de contacto, de frío, de lágrimas en soledad, pero aún no ha pasado por mis manos que escriben lo que le duele a mi corazón, lo que mi alma necesita expresar…

Al fin lo único que quiero decir es que aún me falta demasiado por escribir y reclamar… ¿prepararse? no, no hay que prepararse porque ya sabes lo que escribiré…