“Igual que yo”

Dime, nena, ¿cómo puedes ser tan hermosa?, dime, nena, ¿cómo conquiste tu corazón?… Es fácil perder algo que me fue difícil conseguir… Luche para poder enamorarte, todavía recuerdo aquella noche en que me dijiste que me amabas y que ya no podías ocultarlo… Cada segundo trate que mis palabras te llegaran a lo más profundo del corazón, cada vez que te tuve enfrente trate de respetar tus más íntimos deseos, cada vez que te besé trate de dejarte mi sabor para que pudieras recordarme, cada vez que te llame era, aunque no lo dijera, para decirte que te amaba… Vamos, nena, ¿cómo puedes olvidar todo eso tan rápido?.. Quisiera descansar esta noche con la certeza de que tú aún, aunque sea un poco, recuerdas mis besos, recuerdas mi amor… Me pregunto si recuerdas el poema que te hice y te leí con el corazón en la mano, me pregunto si mi error fue quererte demasiado, me pregunto si en verdad me amaste, me pregunto si eres tu la única que me enamorara en mi vida… Recuerdo a aquel joven que escribía todas sus inspiraciones en un diario, todas las cosas que le hacia pensar su princesa… Él solo escribía para su princesa, el motivo de tener aquel diario era su amor lejano y solo tenia una meta, igual que yo, que su princesa, la que inspiraba e inspira todas estas cosas lindas, lo leyera y se diera cuenta que alguien la amo sinceramente, que alguien daría la vida por ella, igual que yo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s