“Estoy..”

¿Qué si estoy triste? Sí, estoy triste y mucho… ¿Hay motivos? No, no tengo ningún motivo en particular para sentirme así… ¿A alguien le importa? No lo sé, se supone que debería importarle a alguien pero no sé, no sé… ¿De que sirve sentirse así? No sirve para nada, es inútil… ¿Arregla algo? No, y si lo hiciera no lo quiero saber… ¿Es desconocido este sentimiento? Diría que sí pero mentiría, es conocido, es difícil vivirlo, es difícil superarlo, la soledad no ayuda… Estoy cansado de estar aquí, a veces deseo dormir y no despertar… Quisiera olvidar que soy de aquí, que vengo de ahí y que tengo que seguir donde estoy… No sé si soy yo el que soy así y supongo que deberían ser así como soy, o soy yo el que esta equivocado… Creo que me duele, me duele eso que es como indiferencia, es como no interés..

“Un niño”

Hay un niño llorando en la habitación… No quiere jugar con su imaginación ni mucho menos con la vida… No quiere seguir ahí pero no sabe donde quiere ir ni estar…El calor que lo acompaña es el de la soledad y en las frias noches oscuras nada lo acompaña, trata de dormir y no puede… Necesita salir, necesita ver como es la vida, cuanto se sufre, saber que el valor de la vida está mas alla de la tela y el cuero… Mientras tanto ve a su alrededor y no ve nada que le guste, nada que cumpla con esas exigencias de un niño que vive en una burbuja del dinero y la facilidad… Pobre niño que va a ser de él!

“Es ya…”

Hoy cualquier día de abril entre lagrimas, fracasos, risas, besos, películas y espera.. En un llano tan inmenso no tengo un jardín, mi jardín para cuidar, eso parece un desierto sin oasis… Tu vida es tan desconocida como el fondo del mar… Esos pajaritos vuelan lejos de mi, con desconfianza, como si yo les quisiera hacer daño, que pena… Son metáforas las que uso porque soy cobarde, no puedo decir lo que siento y quiero así de una sola vez… El mar esta espeso y ancho mas ancho que el propio universo, mas ancho de lo que pensé… Quiero construir en una noches oscura tan oscura como mi alma lo blanco de nuestro amor, eso que vale la pena, eso que nos hace tan libres como una paloma volando con el viento… Insistir es inútil, decirte una y otra vez es cansado ya… Hay demasiado que decir pero poca disposición por escuchar así de esa forma se disfraza la edad con muchos meses ya…

“Lo siento”

No quiero perder el calor de tus besos, no quiero perder las caricias de tus manos, no quiero hacerte sufrir… Quisiera arreglar esos momentos que te hice sufrir, no quiero respirar sin vos a mi lado, quisiera alejarme del recuerdo de lo que me hizo así… No puedo escaparme, no puedo salir, eso sigue aquí anclado en mi alma, haciendo que te haga sentir mal… Me duele en este momento en que mis manos escriben esto, mis ojos lloran porque tratan de decirme como se siente mi alma, se resume fácil, me siento mal porque te hice sentir… La vida, las personas, la forma de mi vida, mis limitaciones me han hecho desconfiar de la gente, suponer que todo lo que hago esta mal, que cualquier cosa que haga va a salir mal… Hay personas a mi alrededor que me recuerdan que yo tengo la culpa de todo y que todo sale mal por mi… Odio no poder explicarme, odio que las palabras esas que aquí sobran se me vayan, se me pierdan y quede yo como idiota, callado sin poder decir nada… Es algo malo, es mi talón de Aquiles, sé que puedo cambiar, pero ayúdame, decirme cuando lo hago, ten paciencia… Lo siento de verdad lo siento…

“¿Dónde está?”

No puedo dormir… No tomes el tren todavía, quédate aquí conmigo, no quiero una despedida… No quiero que evadas explicaciones, no quiero que ignores mis reclamos, no quiero que no le hagas caso a mis “no importa”… Hasta el fin del tiempo, en las buenas y en la malas, espero estar contigo, sé que no soy incompatible contigo… Háblame con la verdad, háblame con el corazón, es mil veces mejor llorar con la verdad que sentirse decepcionado con una mentira, duele mas… Si fallo, si me equivoco, si hago mal, si te ofendo, si te irrespeto, si no soy como quieres que sea, tienes que decírmelo, no te quedes callada… Es simple lo que te pido, confianza… Pero ¿Dónde está?

“Aquella”

Ayer bajo una manto negro y frio me hiciste recordar… Me hiciste pensar en el pasado, me hiciste revivir el dolor, hiciste que recordara que existía… Aquella la que ya no es nada, la que ya no existe no debe mortificarte, no debe ni tan siquiera hacerte gastar tu hermoso tiempo pensando en como fue, que hizo, dijo, o paso… Eres la que me ha robado el corazón y la que ha despertado eso tan puro que nunca pensé sentir y que tanto desee vivir… Eres esa mujer que me da alegría y haces que la difícil vida sea mas llevadera… Esa en la que piensas no merece una sola palabras, no merece ni siquiera que sepas su nombre… Eres desde que te conocí mucho mas importante de lo que llego a ser ella, si es que ella fue importante… No se necesita comparar ni tan siquiera gastar mas tiempo en aquella… Mi tiempo y todo lo mio es tuyo…