“Mi error”

No sé como explicar lo que nos pasa… No sé que es lo que necesitamos… No sé porque te hago llorar… No sé porque te hago sufrir… Es que siento que no estoy en mis manos… Hay algo que me controla y no puedo luchar contra eso… ¿Qué es eso? No tengo ni la más mínima idea… Pensé que era para mi, la sorpresa fue que no lo fue… Estaba seguro que iba por un buen camino pero no… Me equivoqué… Ella fue mi salvación aquel momento de traición… En aquel momento donde caí… Fue un mundo negro el que viví, fue la desesperanza… Dios… ¿Dónde estaba?… Sin fe, sin vida, sin horizonte…ella apareció, ahí mientras jugaba billar virtual… Mientras luchaba por ganarle, ella luchaba por ganar algo más que nuestro juego… Recuerdo que jugaba ya por inercia, de hecho en aquel momento hacía todo por inercia… Comenzamos a cantar la más triste canción que he oído .. La cantamos por poco tiempo… Mientras yo me creía el hombre más feliz del mundo, ella me creía el hombre más estúpido del mundo… Es que apareció con esa luz que buscaba, apareció cuando ya nada importaba, y mi vida no tenía sentido… Llegó y fue mi luz, mi camino, mi más grande error…

“Más frases”

Serena como un hermoso cielo de verano… Sabemos que nuestro camino es con espinas que dañan las vidas débiles, las uniones sin fuerza… Te he amado desde que supe que existías .. Te he amado desde hace mucho y desde hace mucho mi corazón es tuyo, todo tuyo… Cada meta, esfuerzo y sacrificio es para vos princesa de mi vida… Me ofreces tu mano porque no queres andar por otro camino, por otro donde las demás andan, donde se pierde el respeto, la dignidad y el amor verdadero… Me has hecho darme cuenta que mi orgullo es mentira, me has enseñado que es miedo… Miedo a verme rendido a los deseos de los demás, miedo a aceptar que me equivoco, miedo a mi mismo… Ahorita estás dormida mientras yo cuido tu sueño desde lejos… Me has enseñado que vale más seguir que quedarse en el hueco donde caímos,  me has enseñado a ver la vida desde un punto de vista inocente, hermoso, sencillo, vivo, puro, honesto, ese lado que nunca conocí, pero que me gusta… No me arrepiento de haberte entregado el corazón… No me arrepiento de estar aquí escribiéndote porque sé que lo lees, sé que sonreís cada vez que digo algo lindo… Hemos estado a ciegas cruzando el camino, golpeando la pared con desespero, esperando sin saber que esperar, pero encontramos esperanza en nuestra mirada, en nuestra voz, entendemos que hemos estado bajo cero, que hemos estado a punto de rasgarnos el alma y gritar… ¡Me rindo!… Pero no, no podemos… Prometo que en un universo nuevo, nuestro, blanco como lo más puro, estamos construyendo nuestro futuro, nuestros sueños, nuestra vida juntos… Suena lejano, muy enamorado, lleno de fantasía… Pero aunque nadie nos entienda por nuestro amor viviremos, lucharemos, y hasta moriremos, lo sé… Volemos, vamos mi amor, volemos lejos donde nadie nos moleste, donde no haya miedo, donde no hayan prejuicios, donde no haya rencor,, donde no hayan razas, colores, nada… Solo Dios, la Virgen, y nosotros… ¿Te parece? En nuestro llano inmenso…como el cielo…ahí viviremos…juntos…por siempre… Te amo mi amor.

“Frases sueltas”

Prometo que tiraré las frases como salen del corazón… Un día… antes en aquellos dias era fácil sonreir, era muchisimo más sencillo estar consciente de que pasaba, era más fácil ver el día de buen modo, hasta era fácil decir y pensar que la vida era bonita y que no había nada mejor… No sé si será que estoy resentido, no sé si será que estoy cansado de la misma canción de siempre, no sé si será la pérdida resiente, no sé si será que es triste ver como el esfuerzo no sirve para nada…Tanto así que no sé qué escribir, me parece aburrido, sin sentido, algo cansado… Hoy de algo estoy seguro no es resentimiento, es pasado, es vida, son problemas sin solucionar, es rutina laboral, es eso, creo… Hoy siento como el pasado golpea mi alma exactamente igual como lo hizo antes… Tengo pena, coraje, tristeza, angustia, odio,ganas de llorar, quiero ser reservado… No quiero que me conozcan, no quiero que opinen bien de mi, de hecho, no quiero que opinen de mi… Siento tanta hipocresia a mi alrededor, siento tantas ganas de llorar, salir corriendo y morir en el intento de alcanzar algo que no es para mi… El mundo se absorbe, se come así mismo, se molesta él mismo y…¿de quién es la culpa? De D….sí mia, maldita sea. Todo es culpa mía, hago las cosas mal, llego y la gente sufre, me voy y todo está bien…¿o no? No podés decirme lo contrario, lo noto… Ya olvidé que es confiar en la gente, que es un abrazo ajeno, que es tener un día… Olvidé que es estar incómodo en la oscuridad… ¿Qué pasó? No lo sé, a veces me da miedo saber que pasa. Comparten la mesa, miran con desprecio, sienten obligación, no lo hacen con el amor que profezan, no lo hacen… se les nota… ¿para qué p..utas las oraciones en la mesa? ¿Para qué eso? ¿Ah? La hipocresia, el fanatismo asqueroso por algo idealizado, por algo que hace sufrir, promesas que no cumplen, palabras que salen nada más por salir… No es un post como siempre, lo sé. Son más que palabras, son mis sentimientos… No quiero preocupación porque yo me preocupe… Quiero que las cosas salgan del corazón… Es difícil decirlo… Y sí no está tan lejos… Rezamos para que algo pasara y ahora que pasó…no se puede aprovechar… Eso cansa… Siento que no puedo luchar con este sentimiento… Lo siento si esperabas algo diferente cuando te llegó la notificación de un nuevo post, lo siento, prometo que no es nada con vos… Te necesito ¿no te das cuenta? No es el hecho de hacer algo, de estar solos, de jugar o no con papeles… Lo importante es estar juntos y no sabes cuanto miedo me da que penses lo contrario… Tengo miedo a algo que no sé qué es… Entraste pero….hasta ahí… Como quisiera ser un niño… y disfrutar cuando pude hacerlo… Extraño la niñez, extraño la escuela… Solo estudiar y ya… Reclamos, pagos, robos, faltas, no rumbo, ayudame por favor… ¿Por qué siento que todo lo que haces, lo haces con obligación, lo haces porque no te queda de otra, lo haces para quedar bien, lo haces porque eso es lo que necesito, porque sino lo haces estás mal, lo haces porque sino me enojo? Ya el sueño me gana, hay que trabajar mañana temprano, hoy mejor dicho… El sueño me gana tengo que ir a acomodarte encima, cobijarte, decirte que te amo y buenas noches al oido, y abrazarte como siempre lo hago cada noche con amor puro y honesto… Gracias.