“Más frases”

Serena como un hermoso cielo de verano… Sabemos que nuestro camino es con espinas que dañan las vidas débiles, las uniones sin fuerza… Te he amado desde que supe que existías .. Te he amado desde hace mucho y desde hace mucho mi corazón es tuyo, todo tuyo… Cada meta, esfuerzo y sacrificio es para vos princesa de mi vida… Me ofreces tu mano porque no queres andar por otro camino, por otro donde las demás andan, donde se pierde el respeto, la dignidad y el amor verdadero… Me has hecho darme cuenta que mi orgullo es mentira, me has enseñado que es miedo… Miedo a verme rendido a los deseos de los demás, miedo a aceptar que me equivoco, miedo a mi mismo… Ahorita estás dormida mientras yo cuido tu sueño desde lejos… Me has enseñado que vale más seguir que quedarse en el hueco donde caímos,  me has enseñado a ver la vida desde un punto de vista inocente, hermoso, sencillo, vivo, puro, honesto, ese lado que nunca conocí, pero que me gusta… No me arrepiento de haberte entregado el corazón… No me arrepiento de estar aquí escribiéndote porque sé que lo lees, sé que sonreís cada vez que digo algo lindo… Hemos estado a ciegas cruzando el camino, golpeando la pared con desespero, esperando sin saber que esperar, pero encontramos esperanza en nuestra mirada, en nuestra voz, entendemos que hemos estado bajo cero, que hemos estado a punto de rasgarnos el alma y gritar… ¡Me rindo!… Pero no, no podemos… Prometo que en un universo nuevo, nuestro, blanco como lo más puro, estamos construyendo nuestro futuro, nuestros sueños, nuestra vida juntos… Suena lejano, muy enamorado, lleno de fantasía… Pero aunque nadie nos entienda por nuestro amor viviremos, lucharemos, y hasta moriremos, lo sé… Volemos, vamos mi amor, volemos lejos donde nadie nos moleste, donde no haya miedo, donde no hayan prejuicios, donde no haya rencor,, donde no hayan razas, colores, nada… Solo Dios, la Virgen, y nosotros… ¿Te parece? En nuestro llano inmenso…como el cielo…ahí viviremos…juntos…por siempre… Te amo mi amor.

“Frases sueltas”

Prometo que tiraré las frases como salen del corazón… Un día… antes en aquellos dias era fácil sonreir, era muchisimo más sencillo estar consciente de que pasaba, era más fácil ver el día de buen modo, hasta era fácil decir y pensar que la vida era bonita y que no había nada mejor… No sé si será que estoy resentido, no sé si será que estoy cansado de la misma canción de siempre, no sé si será la pérdida resiente, no sé si será que es triste ver como el esfuerzo no sirve para nada…Tanto así que no sé qué escribir, me parece aburrido, sin sentido, algo cansado… Hoy de algo estoy seguro no es resentimiento, es pasado, es vida, son problemas sin solucionar, es rutina laboral, es eso, creo… Hoy siento como el pasado golpea mi alma exactamente igual como lo hizo antes… Tengo pena, coraje, tristeza, angustia, odio,ganas de llorar, quiero ser reservado… No quiero que me conozcan, no quiero que opinen bien de mi, de hecho, no quiero que opinen de mi… Siento tanta hipocresia a mi alrededor, siento tantas ganas de llorar, salir corriendo y morir en el intento de alcanzar algo que no es para mi… El mundo se absorbe, se come así mismo, se molesta él mismo y…¿de quién es la culpa? De D….sí mia, maldita sea. Todo es culpa mía, hago las cosas mal, llego y la gente sufre, me voy y todo está bien…¿o no? No podés decirme lo contrario, lo noto… Ya olvidé que es confiar en la gente, que es un abrazo ajeno, que es tener un día… Olvidé que es estar incómodo en la oscuridad… ¿Qué pasó? No lo sé, a veces me da miedo saber que pasa. Comparten la mesa, miran con desprecio, sienten obligación, no lo hacen con el amor que profezan, no lo hacen… se les nota… ¿para qué p..utas las oraciones en la mesa? ¿Para qué eso? ¿Ah? La hipocresia, el fanatismo asqueroso por algo idealizado, por algo que hace sufrir, promesas que no cumplen, palabras que salen nada más por salir… No es un post como siempre, lo sé. Son más que palabras, son mis sentimientos… No quiero preocupación porque yo me preocupe… Quiero que las cosas salgan del corazón… Es difícil decirlo… Y sí no está tan lejos… Rezamos para que algo pasara y ahora que pasó…no se puede aprovechar… Eso cansa… Siento que no puedo luchar con este sentimiento… Lo siento si esperabas algo diferente cuando te llegó la notificación de un nuevo post, lo siento, prometo que no es nada con vos… Te necesito ¿no te das cuenta? No es el hecho de hacer algo, de estar solos, de jugar o no con papeles… Lo importante es estar juntos y no sabes cuanto miedo me da que penses lo contrario… Tengo miedo a algo que no sé qué es… Entraste pero….hasta ahí… Como quisiera ser un niño… y disfrutar cuando pude hacerlo… Extraño la niñez, extraño la escuela… Solo estudiar y ya… Reclamos, pagos, robos, faltas, no rumbo, ayudame por favor… ¿Por qué siento que todo lo que haces, lo haces con obligación, lo haces porque no te queda de otra, lo haces para quedar bien, lo haces porque eso es lo que necesito, porque sino lo haces estás mal, lo haces porque sino me enojo? Ya el sueño me gana, hay que trabajar mañana temprano, hoy mejor dicho… El sueño me gana tengo que ir a acomodarte encima, cobijarte, decirte que te amo y buenas noches al oido, y abrazarte como siempre lo hago cada noche con amor puro y honesto… Gracias.

“Caminando”

Camino entre el césped mojado de tu mano, siguiéndote sin decir una sola palabra, sin reclamar, sin opinar, callado por la única razón que existe, te creo. Pasamos por el sendero que escogiste, tropezamos pero seguimos de la mano, tu no me sueltas y yo no quiero hacerlo… Estoy cansado pero me llamas, pronuncias mi nombre porque sabes que ya no valgo nada, soy un perro hambriento de amor y me das energías y corro hacia ti, siempre fiel. Atravesamos un río que suponía era fuerte, eso decían, pero fue débil y no me dejaste tomar agua, no me dejaste refrescar mi alma, lo necesitaba pero no pude decirlo. Sigues sin verme, sin ver mi necesidad de escuchar palabras lindas, necesito escucharte, date cuenta… Veo como la brisa juega con tu hermoso cabello y pienso en lo mucho que te quiero, en lo que estoy haciendo, en lo que nos pasara, en lo que nos pasa… Pero solo puedo pensar, solo puedo quedarme callado, porque no me atrevo a interrumpir tu vida, tu camino, al parecer yo soy solo una experiencia mas, una nueva cosa que descubrir y luego tirar, que tristeza.

“Año nuevo”

Agoniza este año y mientras lo veo morir aquí en mi cuarto, solo, escuchando pólvora estallar en el cielo, escuchando risas y felicidad en las calles, trato de reflexionar, trato de valorar y recordar todas las cosas que me pasaron, todo lo que viví… Si, me pasaron tantas cosas, tantas cosas que cambiaron mi vida, tantas cosas que le dieron un motivo diferente a mi vida, cosas que me cambiaron y me dijeron que todo en la vida tiene alguna razón de existir… Mientras el año sigue muriendo y nace el nuevo me reclamo a mi mismo por qué razón las personas esperan diciembre, esperan navidad, esperan el cambio de año para recordar que hay abrazos, que existe el perdón y el olvido, que existe la solidaridad, que existen personas que no comen, que existe paz, que existe la familia… Pareciera que todo eso lo olvida la gente y eso, eso me entristece.

De las cosas malas que me pasaron siempre traté buscar lo bueno, siempre trate buscar la enseñanza y en ella a Dios diciéndome que eso pasaba porque yo necesitaba un cambio, porque necesitaba recapacitar y seguir adelante… Cosas buenas me pasaron y de ellas también aprendí y me di cuenta que sin esfuerzo, sin ganas, sin fe en Dios y en uno mismo no se puede lograr absolutamente nada… También aprendí a querer, también aprendí a valorar, aprendí a esperar… Este año que ya muere me deja a una persona increíble a mi lado, a la persona que busqué, que le suplique a Dios, a una persona que me llena, me da felicidad, me da todo lo que necesito para seguir, gracias a Dios que encontré a mi novia… En fin a Dios le pido que este año que nace y que pronto comenzaremos a vivir lo llene de bendiciones, de amor, de paz y que siempre siempre Él este presente en los corazones de cada uno de nosotros. Feliz año nuevo!

“Quisiera hacer”

Quisiera hacer que la distancia no existiera, quisiera hacer que tú y yo estemos siempre juntos, quisiera hacer que nos amemos cada vez más… Yo quisiera hacer que mi alma pueda vencer tu barrera al amor… Quisiera hacer que tú camines por mi camino, quisiera hacer que tú y yo seamos uno… Quisiera hacer que siempre sueñes conmigo y yo contigo, quisiera hacer que cada suspiro sientas que te doy un beso en la boca… Quisiera hacer que cuando sientes el viento golpear suavemente tu cara pienses que es un abrazo y un te amo… Las palabras, las mezcla de ellas no me alcanza para poder describir mi amor por ti, no me alcanza para describir lo que mi corazón siente cuando te ve, lo que siente cuando oye tu voz… Aún no se si eres tú la que curara mi alma, aún no sé si eres tú la que enjugará mis lagrimas, no sé si estarás a mi lado cuando quiera llorar porque ya no quiero seguir, no sé si eres tú la que escuchara mis palabras, no sé si eres tu la que me hará morir de amor… Niña eres preciosa, pero dame aunque sea un poco de tu sinceridad, un poco de confianza y con eso yo te prometo que te haré feliz… Dame algo que me dé seguridad para poder llevarte ahi donde no hay lagrimas, donde no hay preocupación, donde solo hay risas, alegría, donde hay ángeles, ahi donde vive Dios, déjame llevarte ahi donde la gloria se puede tocar… Quisiera sentir un beso tuyo en mi boca, quisiera sentir tu mano en mi piel, quisiera saber que tu corazón muere por mi…  Niña dame inspiración para escribirte con amor, para no olvidarte y asi poder plasmar mis pensamientos en tu honor… Quisiera ver una sonrisa en tu cara, quisiera oír una sola palabra que me dé felicidad, que dé fuerza para que este cuento en el que vivo no se acabe… Quiero amarte pero tú no te dejas, no sé si aún eres una niña o te niegas a darme tu corazón…

“Otra vez”

El amor es mas fuerte que el dolor… Yo no quiero pelear, yo solo quiero que veas que ya es tiempo de cambiar, es tiempo de dejar las cosas malas atrás y comenzar de nuevo pero un comenzar serio y con madurez… Quisiera estar contigo pero debemos aprender a escuchar, debemos aprender a tolerar errores, debemos cambiar… Como dice aquel dicho precioso: “Son más cosas las que nos unen de las que no separan” así que botemos toda esa basura y unámonos de nuevo, otra vez con amor… Siempre debemos aprender de los errores y siempre debemos demostrar cuanto queremos a ese ser humano que nos ha acompañado en los momentos mas felices de nuestra corta vida… Pedir perdón es difícil, lo sé, pero deberías disfrutar de la alegría que da, de como cambia nuestra visión de la vida, te sientes libre, vamos hazlo… Siento que no es necesario saber pedir perdón, no es necesario saber que decir, solo con la presencia y solo con el impulso que llevas todo lo dices, todo lo expresas sin una sola palabra… No quiero que tomes esa camino difícil que alguna vez yo tomé, quiero que pruebes el amor infinito de Dios, quiero que cambies y ames a tu prójimo… Muchas cosas tenemos que decir y aclarar pero no tiene sentido eso ya es pasado, ahora estamos en este presente varados solo porque ese orgullo no nos deja avanzar a los brazos de Dios, a los brazos del amor incondicional… Quizá podamos volver a caminar de la mano, quizá volvamos a reír juntos, quizá volvamos a ver la noche juntos, quizá volvamos a disfrutar las cosas de la vida sean difíciles o fáciles eso no importa… lo único que importa es pasarlo juntos… pero eso solo pasara solo si tú quieres… Sabes donde encontrarme… ahí estaré… Apartar un problema nunca lo resuelve. El problema aún existe. Haz esa llamada incómoda el día de hoy. Ten esa conversación que tanto has postergado…

“Vamos cambiemos”

Llenarme los bolsillos de odio no es mi meta… Amiga ojala algún día cambies y podamos ser felices… El camino se abrió de nuevo y ahora me toca entrar y volver a pisar aquel suelo ya pisado, aquel suelo que ya no me conoce y yo ya no lo conozco… Ahora me toca ir despacio para saber las trampas que pueda tener ese camino que aunque conocido es nuevo… Me hubiera gustado compartir ese camino contigo pero te has ido y ya ni siquiera me saludas… Tal vez yo me lo gané o tal vez tú te lo ganaste, no escribo para echar culpa, solo escribo para decir lo que pienso y siento… Es difícil el cambio, es difícil comenzar de nuevo, es difícil volver a querer después de tantos golpes pero no es tarde para intentarlo… Muchas veces hemos pasado ya por lo mismo pero parece que al ser tantas veces ya esa “reconciliación” no tiene sentido ni seriedad… es como un “paso” para hablarnos de nuevo y después volver al mismo punto… He pensado en como poder solucionar esto pero es difícil sino colaboramos, es difícil sino creemos que es posible hacerlo… Esta semana he recibido una lección importante pero siento que no es bueno compartir los detalles solo es bueno compartir lo aprendido… No quiero seguir atado a todo esto que nos atormenta, a esto que amarga mi alma… Para que dejar que pase y pase el tiempo si es estúpido ser indiferentes, si es estúpido no hablar, si es estúpido seguir en lo mismo… Vamos amiga, cambiemos…

“La hoja”

Aquella hoja que nació de aquel arbol, aquella hoja que supo soportar a los pajarillos y al viento, aquella hoja que maduró y creció hasta que cayó al suelo… Aquella hoja que fue majada por los animales de aquel bosque, aquella hoja que vio como las otras hojas de aquel arbol caian a la par de ella, aquella hoja que fue pudriendose hasta formar parte,otra vez, del suelo, de donde vino…

Cada hoja de aquel árbol tiene su historia y una hoja nueva no puede tener la misma historia que mi hoja… Aquella hoja especial y mía que ninguna nueva, ni ninguna estupidez podrá cambiar y que aquel árbol viejo lo sabe, aunque no lo quiera aceptar… No trates de coger otra hoja de otro árbol y dármela para reemplazar a aquella hoja… que ya no existe… Aquella hoja pequeña y que no me quedaba… aquella hoja sucia, rayada, y con aquella deformación hermosa no se puede cambiar por una hoja que no vale nada para mi. Pueden haber muchas hojas iguales a la mía pero ninguna valdrá lo que vale la mía…

 

 

 

 

 

 

 

Piensa… es como si yo quisiera darte una ramita idéntica a la que tenias… sabes que esa ramita no valdría nada para ti porque no tiene la historia que tu conoces… igual que mi hoja…

“Año nuevo”

Amor que fue lo que pasó que ya todos olvidaron los abrazos, que fue lo que pasó que ya todos hemos olvidado la confianza, ¿qué fue lo que pasó?… Dime, amor, ¿dónde esta aquello que valía la pena? ¿Dónde están los días buenos? No quiero aturdirte con tanta pregunta pero es que extraño lo fácil que era despertar sabiendo que tú estarías a mi lado, lo fácil que era poder sobrellevar los grandes acontecimientos como: el año nuevo, eso que es tan importante para casi todas las personas, eso que es motivo de alegría para todos… Siempre vivir un día más, un segundo más, es increíble y más especial e increíble cuando lo pasas con tu familia pero ¿qué haré sin ti este año que comienza? ¿cómo podré soportar no verte? Sé, apenas comienzo a asimilarlo, que tendré que proponerme metas en las cuales tú no estarás incluida, lo único que me consuela y alivia este profundo pesar es que esas metas son pocas y completamente realizables, claro con esfuerzo y voluntad, eso me alivia… Este año, que ya ha terminado su primer día y comenzando su segundo día, me esperan muchas experiencias nuevas, muchos conocimientos que, seguramente, adquiriré, nuevos puntos de vista ante los problemas que se presentaran, mayor independencia pero sin llegar a ser malagradecido, este año me espera poder seguir mis voluntariados para poder sentir que hago bueno por mi sociedad, por mi país y por mí, poder terminar mi historia que no se ha terminado, me espera poder caminar más de 20 kilómetros para dar gracias y otras metas más… Una meta que es algo más importante es poder volverte a ver y decirte sin resentimiento: “Hola, …….”

En fin, muchas metas hay por cumplir, unas con más alegría que otras, pero todas sé, con la ayuda de Dios, le darán el alimento a mi alma que en este momento necesita para poder llenarme de sabiduría… También soy consciente que muchas lágrimas mojaran mi rostro pero espero que todas esas lagrimas no sean tan profundas como para no tener ganas de seguir viviendo… Y una de las metas más importantes, seguramente la más importante, es seguir creyendo en Dios y que me aumente la fe en Él…

Feliz año y que Dios nos bendiga, nos acompañe y nos dé paz en el corazón…

“Son menos”

La rutina nos mató… Pero ahora que te veo feliz ya nada importa, mucho sufrí por saber que fue lo que pasó… Ahora no se que siento ni que debería sentir, es difícil. Antes se despertaba un sentimiento profundo cuando te veía volar sobre mi, pero ahora ya no me importa… No es por tratar de aparentar dureza ni nada de esas cobardías sino que fue mucho sufrir y me cansé y mi vida cambio desde que ya no te tengo… Mi orgullo se fue al piso y ya es tarde para levantarlo, ya no tiene caso como alguna vez dijiste… Muchas calles y muchas otras cosas me traen recuerdos de ti pero cada vez están más lejos, cada vez son menos… Y eso, sinceramente, ya no me importa.