“Hace tiempo”

Hace tiempo que no escribía… Hace tiempo que dejé de soltar mis pensamientos, de disfrutar las madrugadas… Hace tiempo que no dedico algo bueno a alguien… No he bajado los brazos, no he dejado que el fracaso entre… He limpiado mi alma, me siento diferente… Es difícil porque no tengo orden para poder escribir… No me olvidé de vos, ayer que te vi recordé la escuela, los retos de mi infancia, lo lindo que fue aquel tiempo… Muchas veces sentí que me faltaba un pedazo de cielo, otras tantas el sol no me calentaba, y otras muchas estuve triste, solo, sin compañía… He escuchado la música y la he sentido más mía, más cercana, con más significado… Recuerdo como con un suspiro llegaba la noche y era larga, muy larga, donde no habían estrellas, nubes, ni luna, todos se habían ido… Sí, mi alma está triste, ¿por qué? no sé… Sufro, sufro porque muchas veces lo merezco, otras porque la vida no es justa… Lucho contra mi, lucho contra el orgullo que me hizo perder amigos, oportunidades, lucho contra mi porque no soy digno de lo que tengo…quiero serlo, en serio… Mi alma, como ayer, agonizaba con los recuerdos, con esos recuerdos de familias, tribunales, abogados, injusticias, pero nadie, nadie se digno a ponerme atención, aunque lo haya dicho… Soy grande ya, como dirían soy un adulto, pero tengo mi corazón pequeño y débil… Victima no quiero ser, lo único que quiero es escribir en paz… He vuelto porque vale la pena, he vuelto porque no encontré razón para seguir sin ellos, he vuelto porque crecí con ellos, aprendí con ellos, soñé con ellos y son ellos… Las frases vuelan, es gracioso, vuelan de aquí para allá pero no logro atraparlas, se me nubla la visión, me deja ver solo lo malo, lo triste, lo que saca mis lágrimas… Amo a mi novia… Tan bello es caer a tus pies…Tan bello es decirte que sí… Todo esto tiene un final, pero no sé porque no lo logro encontrar… He llegado tarde, se me gastó el tiempo, fui yo, soy yo el culpable… No he estado cuando me ocupabas… Se me olvidó que eras mi amiga… Por ahora ya no hay más que hablar, necesito tiempo para pensar…

Anuncios

“Ella…Él”

Esta es la historia que desde hace más de 210 días se escribe en algún libro, con muchas hojas… Él sentado en un restaurante, algo viejo por cierto, no importa el nombre ni mucho menos el lugar… Tomaba la taza de café, le temblaban las manos, nervioso… Se refugiaba a su taza, a su libreta donde escribía cada noche su prosa para alguien sin saber quién… Cuando lo hacia se le encendían los ojos, su niñez llegaba a escribir con él y sus manos al son del amor escribían sin importar la hora, lo único que quería era decirle cuanto la amaba aunque ni tan siquiera supiera su nombre. Los días pasaban, el café se agotaba, su edad avanzaba y también su cobardía por enfrentar el amor… Le tenía miedo… Se sentía un viejo perdedor cuando su prosa hablaba derrota, utopía y sueños imposibles… Ella siempre en su jaula, temió echar raíces que pudieran sus alas cortar, en su jaula la vida se le iba, y sin conocerla pensaba que iba a morir… Ella soñaba no con sus propios sueños, tenía sueños prestados, narrados con amor pero que incluían mentira y demasiada fantasía… Es otra eterna canción… Ella creció ansiando algo que no era cierto, creció imaginando que era fácil y hermoso… Temía al amor, temía a conocer más allá de un simple abrazo… Ella se dejó enredar por viejas manos, usadoras y poco amables… Se dejó llevar y sin respirar casi la dejan… Ella reaccionó… Ellos, ella y él, viven esta historia extraordinaria, con amor, llenos de sueños, de luchas, de caídas, de esfuerzo y de muchas muchas ganas de vivir la vida juntos… Hace 7 meses comenzó una historia en la que Dios, las pruebas, nuevas experiencias y otra cosas más han tenido que ver pero que ellos dos no se sueltan de la mano… Siguen juntos y más fuertes cada dia…  Él ama a ella… Ella ama a él…

“Año nuevo”

Agoniza este año y mientras lo veo morir aquí en mi cuarto, solo, escuchando pólvora estallar en el cielo, escuchando risas y felicidad en las calles, trato de reflexionar, trato de valorar y recordar todas las cosas que me pasaron, todo lo que viví… Si, me pasaron tantas cosas, tantas cosas que cambiaron mi vida, tantas cosas que le dieron un motivo diferente a mi vida, cosas que me cambiaron y me dijeron que todo en la vida tiene alguna razón de existir… Mientras el año sigue muriendo y nace el nuevo me reclamo a mi mismo por qué razón las personas esperan diciembre, esperan navidad, esperan el cambio de año para recordar que hay abrazos, que existe el perdón y el olvido, que existe la solidaridad, que existen personas que no comen, que existe paz, que existe la familia… Pareciera que todo eso lo olvida la gente y eso, eso me entristece.

De las cosas malas que me pasaron siempre traté buscar lo bueno, siempre trate buscar la enseñanza y en ella a Dios diciéndome que eso pasaba porque yo necesitaba un cambio, porque necesitaba recapacitar y seguir adelante… Cosas buenas me pasaron y de ellas también aprendí y me di cuenta que sin esfuerzo, sin ganas, sin fe en Dios y en uno mismo no se puede lograr absolutamente nada… También aprendí a querer, también aprendí a valorar, aprendí a esperar… Este año que ya muere me deja a una persona increíble a mi lado, a la persona que busqué, que le suplique a Dios, a una persona que me llena, me da felicidad, me da todo lo que necesito para seguir, gracias a Dios que encontré a mi novia… En fin a Dios le pido que este año que nace y que pronto comenzaremos a vivir lo llene de bendiciones, de amor, de paz y que siempre siempre Él este presente en los corazones de cada uno de nosotros. Feliz año nuevo!

“Hace tres años”

Hace tres años mi amigo murió… ¿Qué poder decir de él? ¿Qué poder escribir para recordarlo? Sinceramente se me quedan cortas las palabras para poder decir lo que él se merece, intentaré.

Nunca imaginé llegar a querer tanto a aquel hombre callado y humilde que conocí cuando entre a los monaguillos de la Parroquia de Luján ni mucho menos podría haber imaginado que iba a trabajar con él y que él me enseñaría tanta cosas…

A mi parecer no soy yo el más digno para hablar de P. ya que no pasé, tristemente, mucho tiempo cerca de él pero lo poco que pasé junto a él, junto a aquel hombre que no le tenía miedo a enseñar con mano dura, junto a aquel hombre que tenia aquella manera tan diferente de ver la vida, no lo olvidaré…

Lo único que puedo hacer es contarles lo que recuerdo y quiero compartir, porque sé que no es necesario decir la excelente persona que era y los que tuvieron la dicha de conocerlo más allá de un simple saludo diario saben que no es necesario describir eso tan obvio…

En este momento las lágrimas acumuladas de tantos problemas que se han presentado después de tres años están liberándose, y no las obligo parar, porque desde hace tres años no lloro con desahogo sincero…

Encuentro tantos momentos dignos de contar que no se por cual empezar. Seguro los contaré en desorden cronológico pero espero que eso no importe…

Recuerdo aquel jueves frío, eran pasadas las 7 de la mañana, y P. muy sabiamente llevó té… Aquel té de sabores exquisito, que no conocía hasta ese momento, me dejo con la boca abierta a saber que existian tantos sabores, P. me dijo: “Hay de Jamaica, pruebelo se lo recomiendo”, habían otros sabores pero no los recuerdo, me sirvió en la tasa de su termo agua caliente y él me preparó el té que me calentó aquella mañana tan fría…

Aquel día en donde lo vi alzar un pesado escritorio, él no podía hacerlo, tuve la oportunidad de “regañarle” y decirle “avíseme cuando necesita levantar algo, yo lo hago”, tenía cólera porque él estaba ahí para otras funciones y no para hacer las de J., pero no estoy escribiendo para reclamar…

Recuerdo su increíble apetito por la lectura, recuerdo que siempre tenía un libro entre sus manos leyendo vorazmente… En aquel momento lo criticaba pero un día, de tantos en donde estuvimos solos sentados uno frente al otro, me dijo “la lectura es el alimento del alma” y eso me ha llegado tan profundo que ahora necesito leer, después de aquella frase me dijo que me prestaría un libro, que era uno de sus favoritos, “La fuerza de Sheccid”.

Recuerdo cuando el salió a hacer un “mandado” y dejo el discman olvidado en la mesa… Lo agarré y pulse play para ver que escuchaba y P. estaba escuchando “Cruz de navajas” y esa canción pasó a hacer por mucho tiempo alimento de mis recuerdos y a veces de miedos…

En el patio iba muchas veces a la semana, y yo detrás de él, para recoger chayotes o tomates muy pequeños o para simplemente molestarme con unas arañas que me dan miedo y son extrañas… Muchas veces ahí me contaba historias o algo que había pasado en alguna parte del mundo y que yo, por mi ignorancia, no sabia…

Recuerdo como me molestaba con los sobrenombres que me puso… “Cortino” “Olafo” “Amarguennis”

No sé… Tantos recuerdos pero en fin mejor les dejo algunas fotos para que recuerden a aquel inolvidable amigo… Siempre lo tendré en lo más profundo de mi corazón como una de las personas más importantes en mi vida… Gracias por haber aparecido en mi vida y haberme enseñado tantísimas cosas que sin ti no las hubiera aprendido.. Ahora te pido que me des fuerza para desempeñarme como debo, en ese trabajo que tanto amabas y así lo demostraste siempre… Te quiero pero no por haberme enseñado sino por haberme dejado vivir tantos días junto a ti, soportandome, dándome consejos… Te quiero, y no te olvidaré, Pablo… Gracias por el té…

Si me amas, no llores mas

 

“Año nuevo”

Amor que fue lo que pasó que ya todos olvidaron los abrazos, que fue lo que pasó que ya todos hemos olvidado la confianza, ¿qué fue lo que pasó?… Dime, amor, ¿dónde esta aquello que valía la pena? ¿Dónde están los días buenos? No quiero aturdirte con tanta pregunta pero es que extraño lo fácil que era despertar sabiendo que tú estarías a mi lado, lo fácil que era poder sobrellevar los grandes acontecimientos como: el año nuevo, eso que es tan importante para casi todas las personas, eso que es motivo de alegría para todos… Siempre vivir un día más, un segundo más, es increíble y más especial e increíble cuando lo pasas con tu familia pero ¿qué haré sin ti este año que comienza? ¿cómo podré soportar no verte? Sé, apenas comienzo a asimilarlo, que tendré que proponerme metas en las cuales tú no estarás incluida, lo único que me consuela y alivia este profundo pesar es que esas metas son pocas y completamente realizables, claro con esfuerzo y voluntad, eso me alivia… Este año, que ya ha terminado su primer día y comenzando su segundo día, me esperan muchas experiencias nuevas, muchos conocimientos que, seguramente, adquiriré, nuevos puntos de vista ante los problemas que se presentaran, mayor independencia pero sin llegar a ser malagradecido, este año me espera poder seguir mis voluntariados para poder sentir que hago bueno por mi sociedad, por mi país y por mí, poder terminar mi historia que no se ha terminado, me espera poder caminar más de 20 kilómetros para dar gracias y otras metas más… Una meta que es algo más importante es poder volverte a ver y decirte sin resentimiento: “Hola, …….”

En fin, muchas metas hay por cumplir, unas con más alegría que otras, pero todas sé, con la ayuda de Dios, le darán el alimento a mi alma que en este momento necesita para poder llenarme de sabiduría… También soy consciente que muchas lágrimas mojaran mi rostro pero espero que todas esas lagrimas no sean tan profundas como para no tener ganas de seguir viviendo… Y una de las metas más importantes, seguramente la más importante, es seguir creyendo en Dios y que me aumente la fe en Él…

Feliz año y que Dios nos bendiga, nos acompañe y nos dé paz en el corazón…

“¡La historia del concierto de Aerosmith!”

Un poco tarde para publicar esta entrada pero no me quedaré con las ganas de compartir la emoción y lo vivido por P., D., A. y G. antes, durante y después del concierto…

Según recuerdo todo comenzó el 11 de abril en que daban el anuncio Oficial del concierto de Aerosmith en Costa Rica (después de 16 años) lo cual causó una alegría enorme pero a la vez una preocupación incomoda ya que D. no tenía el dinero para comprar la entrada — (en ese momento no se sabía cuánto costaba) —su asqueroso orgullo le impedía decir que SÍ al ofrecimiento de P. para prestarle el dinero necesario… Pensándolo bien, a solas, sin presión, se dio cuenta que tenía que decir que SÍ, era un deber decir que SÍ… Antes de la compra de las entrada hubieron varias conversaciones sobre que localidad comprar, tomando en cuenta la distancia de la tarima, la comida, el transporte y la gente que iría a esa misma localidad pero al fin y al cabo no se pusieron de acuerdo en cual querían comprar y no se habló más del tema… P. fue el 15 de abril a comprar las entradas, cuando llegó estaba, sino me equivoco, de 1º pero después de algún rato volvió donde D. a dejar el carro ya que donde estaba no había campo para parquear sin estorbar, cuando llegó ya habían 15 personas delante de él… algo trágico porque ahora era más la espera y más la congoja… Llegó la hora y con ella comenzaron los problemas en el lugar donde vendían la entradas, en ese momento llegó D. a hacerle compañía, porque según decían se estaban imprimiendo mal y eso podría hacer parecer falsa la entrada, entonces como dice el dicho: “Mejor prevenir que lamentar” entonces dejaron de venderlas en ese lugar. Después de algún tiempo de confusión y desesperación P. se fue a otro lugar, en ese lugar llegó G. a hacerles compañía,  en donde ya las estaban vendiendo “sin ningún” problema pero había fila y esta era verdaderamente lenta pero no le quedo más que esperar casi una hora y media para poder tener las entradas en sus nerviosas pero ansiosas manos…

P., D. y G. pensaron que la entrada iba a hacer con algo más de imaginación pero bueno “Peor es nada”…  Emoción, desesperación, ganas de gritar les dio después de ver que ya tenían un campo fijo en el concierto… Ellos esperaron 46 días para el concierto en los cuales hubieron pequeños problemas que no vale la pena mencionar, un justo y necesario “ayuno” de Aerosmith para tener verdaderas ganas de volver a escucharlos, ganas de saber cómo sería la tarima, decepción repentina porque después del comienzo de venta de las entradas abrieron una nueva localidad más cara y lógicamente más cerca lo cual provocó que ellos le rogaran a Dios que esa nueva localidad estuviera de tal modo que no los dejaran muy lejos… Unos días antes del concierto P., D. y G. se arriesgaron a ir al lugar del concierto ya que ninguno conocía con exactitud el lugar ni mucho menos como llegar… Cuando llegaron a La Guácima entraron por la única puerta abierta (sin permiso) y fueron a parquear muy adentro de ese lugar, las sorpresas no se dejaron esperar, la primera fue la lluvia y la segunda poder ver la tarima en plena construcción…

Después de ese mojado e interesante día se pusieron de acuerdo en irse una noche antes para hacer fila ósea el 31 de mayo como a las 10 de la noche y así poder tomar las mejores posiciones de su localidad… Así lo hicieron, eran como las 9 de la noche del 31 de mayo cuando comenzaron los preparativos para la ida hacia La Guácima… Comenzaron con G. porque era el único que tenía  listas sus maletas con comida, almohada, cobija, agua, camisa, pantalón, medias, etc… Después de G. siguió D. que también estaba casi listo y solo llevaba una maleta con cobija, agua, sombrero, camisa, medias, Virgen de los Ángeles y algunas cosas más, después siguió A. que él si que no llevaba nada… Fueron al supermercado a comprar comida “liviana” para poder sobrevivir más de un día ahí… Después de las compras fueron a la casa de P. a recoger sus pocas maletas con un montón de cosas las cuales, en su mayoría, era inútiles y solo estorbaban (duraron casi una hora)… ¡Al fin! dio inicio su viaje nocturno hacia La Guácima el cual fue rápido, tenebroso, pasado por Mc Donald`s… Después de casi una hora de viaje llegaron al lugar (11:45 de la noche aproximadamente) el cual se veía totalmente solo y oscuro lo cual les hizo pesar que eran los primeros en la fila pero al preguntar a dos “indigentes” que estaban acostados en el suelo les indicaron que “la fila esta haya donde están aquellos muchachos”… Haciendo caso a los indigentes fueron donde se veían algunas personas a verificar si era cierto que esa era la fila y a preguntar dónde podían parquear el carro. Y efectivamente esa era la fila de no más de 45 personas, unas en tiendas de campaña otras en el propio suelo, otras en la calle, unas estaban durmiendo otras estaban drogándose… y el carro tenía que dejarlo tirado ahí porque el parqueo se abría hasta las 10 de la mañana del día siguiente… ¿Quién se queda haciendo fila mientras dos se van a dormir al carro? Esa fue la pregunta que le hizo D. a P. mientras estaban sentados en unas piedras sin absolutamente nada que hacer. Se fueron a dormir P. y G. que eran los que tenían más sueño mientras A. y D. se quedaban hasta las 4 de la madrugada haciendo fila… Para D. fueron horas muy largas pero extrañamente divertidas y para A. creo que fueron horas totalmente normales sin nada del otro mundo… El reloj marcaba las 3:45 de la madrugada y A. fue a despertar a G. para que se preparara porque ya casi le tocaba hacer el relevo… Mientras G. se despertaba y trataba de despertar a P. los otros dos (D. y A.)  Estaban decidiendo quedarse hasta el amanecer para ver el sol y luego ir a dormir unas 2 o 3 horas… El primero que salió del carro fue G. completamente dormido mientras que P. se quejaba porque tenían que despertarse, salir del carro e ir a hacer fila… Sin más que esperar D. fue el primero que fue a dormir (4:30 de la madrugada aproximadamente) al carro mientras A. se quedaba “esperando” el amanecer que creo no vio porque le gano el sueño. Después de casi 2 horas de “descanso” profundo D. se despertó y vio que A. estaba en el asiento de atrás durmiendo plácidamente. Ya había sol, calor, ruido entonces la idea de dormir más se hacía cada vez más difícil e imposible así que D. decidió levantarse con algo de dolor en sus piernas, cuello y espalda… D. se dirigió a la fila donde estaba P. y G. con cara de “cansados” para acompañarlos. Conforme avanzaba la mañana el sol era cada vez más intenso, doloroso, deshidratador, cansado y en ese momento en el que el sol demostraban su poderío ellos 4 tenían que demostrar la “fidelidad” y las ganas de ver a Aero Sigue leyendo

“Disfrútalo, llóralo, grítalo, recuérdalo”

Sería increíble, genial, maravilloso, único, vivir eso, estar ahí en ese lugar cantando: “Baby you are my angel, come and save me tonight…” y gritando como loco: “I want your love lets break the walls between us…” recordando, a la vez, que esta canción era la que escuchaba cuando te vi por primera vez en aquel parque… quizás lloraría de emoción cuando escuche: “I go crazy, crazy, baby, I go crazy… for you baby… I feel like the color blue…” lloraría porque esa fue la primera canción que escuche de ese grupo cuando andaba en Hatillo 6 con P. y al primer momento la critiqué pero ahora la defiendo “…I need your love…” aunque pensándolo bien no cantaría: “Eat the rich” porque, lo confieso, nunca me ha gustado. Seguramente no faltará la canción que te dediqué aquel día que yo apoyado al portón del patio de mi casa, pasada la media noche, trataba de decirte lo que decía y demostrarte que eso era lo que yo sentía por ti, la canción decía algo así: “I dont wanna miss a thing… I dont wanna close my eyes… I dont wanna miss one kiss… I just wanna be with you…” la gritaría con el corazón, saldrían las lagrimas de mis ojos emocionados, la cantaría para ti. En el momento en que se veía que nuestra relación terminaba yo escuchaba insaciablemente ” Tell me what it takes to let you go… before I met you I was F.I.N.E fine…” eso lo repetí y lo repito. Mi segunda canción con letra que subí al tubo fue ” The other side”. También recuerdo la primera canción que trate de escribir lo que decía, en ingles, solo para ayudar a la comunidad de musica.com , me costo un poco pero después de un gran esfuerzo auditivo lo logré, el titulo de la canción es: “Back back train”. Quizás suplicaría para que toquen mi canción preferida para poder sentir el cosquilleo que seguramente me causaría cantar: ” Tell me what your sweet heart desires… tell me how you want it to be…Tell me how you feel when we make love, tell me is it real or just make believe…” Pensándolo bien seria muy “inyectante” cantar: “… Toys, toys, toys in the attic…” Tal vez toquen la canción con la cual los vi por primera vez en un video: ” Pink, its my new obsession, pink its not even a question…” Esperaría con ansia que toquen, también, la canción que tiene el mejor video para mi y la que en algún momento nos reímos porque parece que dice: “consome, consome… ” pero en realidad dice: ” You’re so bad you’re so bad… You know what I want and it ain’t one of these you’re bad to the bone and your girlfriend agrees that falling in love is so hard on the knees…” Gracioso seria escuchar y ver a P. gritar: ” I’m back! I’m back in the saddle again. I’m back! I’m back in the saddle again…” Me quedaría sin aire al escuchar: ” There was a time, when I was so broken hearted… I was cryin when I met you, now Im tryin to forget you…” Sin olvidar el grito perfecto que hace cantando: “Dream On, Dream On,
Dream yourself a dream come true, Dream On, Dream On, Dream until your dream come true, Dream On, Dream On, Dream On…” En aquel lugar me daría cuenta que cada canción de ese grupo a marcado mi vida, me ha acompañado en las buenas y en las malas, aunque no las entendía y ahora que las entiendo me doy cuenta que todas juntas son como la vida de una persona contada con acordes, gritos, bolillos y bufandas… ¡Aerosmith!… Vívelo por mi… Disfrútalo, llóralo, grítalo, recuerdalo porque solo será una vez… Gracias por leerme…