“Pintarte”

Trato de pintarte como antes, con aquella facilidad con que lo hacía, pero ya no puedo, ya no lo consigo… Te miro fijamente y termino pensando que te falta algo. Ya no puedo plasmar tu mirada ni captar tu hermosa sonrisa juvenil, estás perdida en los deseos y en quien querés ser…  Seguís viniendo donde este pintor para que te pinte pero no puedo, ya no te conozco, algo pasó en tu alma pero no es malo, es extraño… Mi lienzo, aquel que siempre estaba lleno, ahora está en blanco porque no quiero pintar algo que no conozco, algo que no puedo ver ni imaginar… no te enojes por eso… Siempre pasa con el corazón… todos hemos tenido ese síndrome incurable de querer tanto… En las noches antes de dormir hago garabatos pero no logro pintar nada, ya no te conozco, y el interés por hacerlo muere cada vez que cierro mis ojos y duermo.

“Mi realidad”

Ya hacía falta. Escribir aunque sea sin sentido hace falta. Desde hace tiempo ya que la aventura se perdió… Se acabaron las piruetas y el colchón donde caía. Hace rato ya que deje de comprender lo que necesito, deje de entender quien soy, que quiero, para que vivo…incluso…porque estoy vivo… Maldito el tiempo… Maldito yo… Me siento perdido entre miles de lineas de código, entre el trabajo, entre mi novia, mi familia, el dinero, mis amigos, mis sueños, mis frustraciones, mis desahogos frustrados… Claro que si me dieran a elegir quien fuera… no escogería quien soy… He dado mi tiempo, mi amor, mi atención, mi esfuerzo…he quedado en deuda conmigo… y aun así me preguntan si les quiero, aun así no confían en mi… Luchador, no lo soy… La vida depende de un montón de cosas menos de mi… Hace tiempo que mi alma se escapó… Hace tiempo ya que quiero no ser quien soy, no tener lo que tengo… Darle todo a Dios y dejar de estar en este mundo… Me siento preso entre mi propio yo… Me siento victima de mi pasado, me siento victima de yo mismo… Ya no encuentro palabras que decir… solo dejo a mi corazón que hable por mi… El tiempo pasa y pasa… es ya una eternidad… estoy aquí… no hay palabras para decir lo que siento…  Aquí lo dejaré… no servirá para nada… para nada más que parecer una victima y acudan a mi auxilio, pero no estoy pidiendo auxilio… Lo he pedido muchas veces y no acuden… Esto y más cosas deprimentes son mi realidad… mi tonta realidad… A pesar de todo… Gracias Dios…

“Triste 2.0”

Hoy, hoy me siento igual que aquel día… Me siento encerrado en mis penas… Sigo llorando entre el silencio y la soledad… Me siento triste porque hago las cosas mal… No logró eliminar el orgullo de mi corazón… ¿Cómo poder olvidar aquellos amigos? Necesito hablar… Seguramente alguien se dirá… Aquí estoy… No, ahí no estás… Muchas cosas te lo impiden… He tratado de decírtelo pero no sé por qué no logro transmitir mi mensaje… Mi corazón llora, llora y mucho… Me siento solo…  Todos tienen mi hombro para llorar… yo no tengo el hombro de nadie… ¡Qué tristeza!

“Hace tiempo”

Hace tiempo que no escribía… Hace tiempo que dejé de soltar mis pensamientos, de disfrutar las madrugadas… Hace tiempo que no dedico algo bueno a alguien… No he bajado los brazos, no he dejado que el fracaso entre… He limpiado mi alma, me siento diferente… Es difícil porque no tengo orden para poder escribir… No me olvidé de vos, ayer que te vi recordé la escuela, los retos de mi infancia, lo lindo que fue aquel tiempo… Muchas veces sentí que me faltaba un pedazo de cielo, otras tantas el sol no me calentaba, y otras muchas estuve triste, solo, sin compañía… He escuchado la música y la he sentido más mía, más cercana, con más significado… Recuerdo como con un suspiro llegaba la noche y era larga, muy larga, donde no habían estrellas, nubes, ni luna, todos se habían ido… Sí, mi alma está triste, ¿por qué? no sé… Sufro, sufro porque muchas veces lo merezco, otras porque la vida no es justa… Lucho contra mi, lucho contra el orgullo que me hizo perder amigos, oportunidades, lucho contra mi porque no soy digno de lo que tengo…quiero serlo, en serio… Mi alma, como ayer, agonizaba con los recuerdos, con esos recuerdos de familias, tribunales, abogados, injusticias, pero nadie, nadie se digno a ponerme atención, aunque lo haya dicho… Soy grande ya, como dirían soy un adulto, pero tengo mi corazón pequeño y débil… Victima no quiero ser, lo único que quiero es escribir en paz… He vuelto porque vale la pena, he vuelto porque no encontré razón para seguir sin ellos, he vuelto porque crecí con ellos, aprendí con ellos, soñé con ellos y son ellos… Las frases vuelan, es gracioso, vuelan de aquí para allá pero no logro atraparlas, se me nubla la visión, me deja ver solo lo malo, lo triste, lo que saca mis lágrimas… Amo a mi novia… Tan bello es caer a tus pies…Tan bello es decirte que sí… Todo esto tiene un final, pero no sé porque no lo logro encontrar… He llegado tarde, se me gastó el tiempo, fui yo, soy yo el culpable… No he estado cuando me ocupabas… Se me olvidó que eras mi amiga… Por ahora ya no hay más que hablar, necesito tiempo para pensar…

“Mi error”

No sé como explicar lo que nos pasa… No sé que es lo que necesitamos… No sé porque te hago llorar… No sé porque te hago sufrir… Es que siento que no estoy en mis manos… Hay algo que me controla y no puedo luchar contra eso… ¿Qué es eso? No tengo ni la más mínima idea… Pensé que era para mi, la sorpresa fue que no lo fue… Estaba seguro que iba por un buen camino pero no… Me equivoqué… Ella fue mi salvación aquel momento de traición… En aquel momento donde caí… Fue un mundo negro el que viví, fue la desesperanza… Dios… ¿Dónde estaba?… Sin fe, sin vida, sin horizonte…ella apareció, ahí mientras jugaba billar virtual… Mientras luchaba por ganarle, ella luchaba por ganar algo más que nuestro juego… Recuerdo que jugaba ya por inercia, de hecho en aquel momento hacía todo por inercia… Comenzamos a cantar la más triste canción que he oído .. La cantamos por poco tiempo… Mientras yo me creía el hombre más feliz del mundo, ella me creía el hombre más estúpido del mundo… Es que apareció con esa luz que buscaba, apareció cuando ya nada importaba, y mi vida no tenía sentido… Llegó y fue mi luz, mi camino, mi más grande error…

“Frases sueltas”

Prometo que tiraré las frases como salen del corazón… Un día… antes en aquellos dias era fácil sonreir, era muchisimo más sencillo estar consciente de que pasaba, era más fácil ver el día de buen modo, hasta era fácil decir y pensar que la vida era bonita y que no había nada mejor… No sé si será que estoy resentido, no sé si será que estoy cansado de la misma canción de siempre, no sé si será la pérdida resiente, no sé si será que es triste ver como el esfuerzo no sirve para nada…Tanto así que no sé qué escribir, me parece aburrido, sin sentido, algo cansado… Hoy de algo estoy seguro no es resentimiento, es pasado, es vida, son problemas sin solucionar, es rutina laboral, es eso, creo… Hoy siento como el pasado golpea mi alma exactamente igual como lo hizo antes… Tengo pena, coraje, tristeza, angustia, odio,ganas de llorar, quiero ser reservado… No quiero que me conozcan, no quiero que opinen bien de mi, de hecho, no quiero que opinen de mi… Siento tanta hipocresia a mi alrededor, siento tantas ganas de llorar, salir corriendo y morir en el intento de alcanzar algo que no es para mi… El mundo se absorbe, se come así mismo, se molesta él mismo y…¿de quién es la culpa? De D….sí mia, maldita sea. Todo es culpa mía, hago las cosas mal, llego y la gente sufre, me voy y todo está bien…¿o no? No podés decirme lo contrario, lo noto… Ya olvidé que es confiar en la gente, que es un abrazo ajeno, que es tener un día… Olvidé que es estar incómodo en la oscuridad… ¿Qué pasó? No lo sé, a veces me da miedo saber que pasa. Comparten la mesa, miran con desprecio, sienten obligación, no lo hacen con el amor que profezan, no lo hacen… se les nota… ¿para qué p..utas las oraciones en la mesa? ¿Para qué eso? ¿Ah? La hipocresia, el fanatismo asqueroso por algo idealizado, por algo que hace sufrir, promesas que no cumplen, palabras que salen nada más por salir… No es un post como siempre, lo sé. Son más que palabras, son mis sentimientos… No quiero preocupación porque yo me preocupe… Quiero que las cosas salgan del corazón… Es difícil decirlo… Y sí no está tan lejos… Rezamos para que algo pasara y ahora que pasó…no se puede aprovechar… Eso cansa… Siento que no puedo luchar con este sentimiento… Lo siento si esperabas algo diferente cuando te llegó la notificación de un nuevo post, lo siento, prometo que no es nada con vos… Te necesito ¿no te das cuenta? No es el hecho de hacer algo, de estar solos, de jugar o no con papeles… Lo importante es estar juntos y no sabes cuanto miedo me da que penses lo contrario… Tengo miedo a algo que no sé qué es… Entraste pero….hasta ahí… Como quisiera ser un niño… y disfrutar cuando pude hacerlo… Extraño la niñez, extraño la escuela… Solo estudiar y ya… Reclamos, pagos, robos, faltas, no rumbo, ayudame por favor… ¿Por qué siento que todo lo que haces, lo haces con obligación, lo haces porque no te queda de otra, lo haces para quedar bien, lo haces porque eso es lo que necesito, porque sino lo haces estás mal, lo haces porque sino me enojo? Ya el sueño me gana, hay que trabajar mañana temprano, hoy mejor dicho… El sueño me gana tengo que ir a acomodarte encima, cobijarte, decirte que te amo y buenas noches al oido, y abrazarte como siempre lo hago cada noche con amor puro y honesto… Gracias.

“Un viaje”

Nadie ha borrado lo lindo de nuestras horas, nadie ha hecho que no pueda escribirte poemas, o en prosa lo mucho que te amo. Es imposible que haya algo más lindo que nuestros momentos juntos, que nuestras risas y lágrimas juntos… Hemos pasado muchísimas cosas juntos, más de lo que el tiempo pueda suponer, y cualquier otra pareja pueda haber soportado… Pero cierto, no te niego que ha sido difícil seguir, ha sido difícil porque nos dolió…

Voy camino a mi destino preferido desde hace tiempo ya… Llueve, llueve mucho, hace mucho frío y yo probablemente me mojaré… Mientras avanzo cada segundo más para llegar a mi meta… Voy junto a la ventana viendo como cae la lluvia y golpea duro el suelo… El día continúa y sigue lloviendo y yo estoy más cerca de mi destino, ¡qué alegría!

Al fin, he llegado, y bajo del aparato que me transportaba y a la vez me protegió de la lluvia que ya pasó. Camino lento, como tratando de disfrutar del lugar… Te he dado todo lo que tengo, te he puesto en lo más alto de mi pirámide… No existe ni un solo momento en el que no pasas por mi pensamiento, y si estoy en deuda conmigo mismo, eso, eso no importa… He tenido mis manos llenas de dudas cual si fuera nuestra primera vez, he tenido mi alma desnuda siendo sincero, teniendo mi corazón abierto de par en par para que pudieras pasar…muchas veces no quisiste, y ahora tocas y tocas la puerta que está cerrada ya porque se cansó de estar abierta… Mi corazón en la mano te lo di para que lo curaras, no lo hiciste… Las heridas me hacen delicado, me hacen necio, hacen que todo me duela más y que todo sea malo… Te di todo cuanto pude… Me pedís que conozcamos un lugar que te invite a conocer, me pedís que conozcamos la otra cara, la que es oscura, peligrosa… Le he contado las cosas, he llorado, y he hecho miles de cosas con ella, con ella que no corre, no entiende, no importa, no hace nada más para consolarme que dejarme escribir y plasmar mi dolor con pocas letras… Sigo mi camino pasando enfrente de aquel parque… La necesidad de conocerte, la necesidad de estar con vos, de amarte, de verte y hacerte feliz es cada día mayor, y miedo no me da… A veces es inútil desafiar la corriente, es inútil… Nuestro corazón es el que decide, es el que escoge, el que habla, el que besa, el que mira, y el que nos mantiene juntos, más juntos cada día… Voy subiendo la cuesta y a mi lado hay un carro que dice “Garibaldi” lo he visto siempre ahí, sin moverse, sin nadie dándole mantenimiento, ¿qué es? No lo sé… Mi mundo, tu mundo, nuestros mundos, son diferentes, son completamente extraños uno del otro… Seguiré pensando que no es necesario tener mochila, ropa, muchas ganas, no es necesario pasar la puerta que estas tocando… Así estas tranquila, seguí así… Nuestro amor crece, nuestra confianza crece, nuestra conexión mas todavía… Cada día nos amamos más… Voy llegando casi a mi meta, ahí donde vive la princesa de mi alma, la dueña de todo yo… Cansado estoy, sí y muchísimo… Tengo sueño, mucho saldo, trato de pagarlo pero es imposible… Todo abrazado de tu cintura parece más lindo, todo a tu lado es más fácil… Lo que importa ahora, ya sin amigos, es vos y todo lo que tenga que ver con vos… Llegué a mi meta… Te beso, te abrazo y te digo lo mucho que te amo… Princesa mía sos mi vida…

“Es para ella”

Es la sensación de sentirse querido, esperado, soñado, amado, me atrevo a decir que admirado, no estoy seguro… Pero deja de hacerme sentir culpable, deja de preguntar tanto y da un poquito de confianza, deja de ser tan calculadora, ya aprendimos… Sos vos la que da fuerza a esto, sos vos la que hace que me muera por verla, pero no escribo para vos, es cansado, es aburrido y hasta puedo pasarme del limite… Escribo para ella, para ella que puede hundirse en lo profundo de mis ojos y conocer que pasa hoy, como me siento, hasta si hay ganas de llorar… Es para ella la que nada como sirena en el océano de mi alma y asi esas agua están tranquilas, son mansas… Las letras que se juntas para formar estas palabras sinceras y asi formar mis oraciones con amor, con sentido a veces extraño pero siempre real y honesto, se junta para ella que puede caminar en mis pensamientos todo el dia, que no sale de mi mente, para ella que viaja conmigo en mis dulces sueños, y que siempre esta presente aunque yo los olvide… Ella la que puede latir en mis adentros igual que mi corazón, ella la que inspira esto, la que le da motivo a mis madrugadas, ella es la que vuela en mis alientos, es ella, solo ella, y por ella estoy enamorado de la vida, de ella y de cada dia… Es ella… Sos vos… Te amo y lo sabes muy bien…

“Soy…muy…”

Toca mi puerta otra vez… No sé si abrirle, no quiero pero creo que lo tengo que hacer… Toca desesperada la puerta, la va a botar, sino le a abro se enojara… Ella toca otra vez la puerta, una y otra vez la toca ya no aguanto más…otra vez… No quiero escribir mis tristezas, mis angustias o problemas…no sirve de nada… Pero lo necesito… No necesito describir que me pasa… Lo único que quiero es decir que estoy triste, agotado, harto, sin esperanza en mi, lleno de desesperación, abarrotado de lagrimas que desean salir, de gritos ahogados en mis madrugadas de trabajo… Probablemente he tomado decisiones equivocadas… Sé que no es lo correcto… Pero no quiero apoyarme, no quiero llorar en ese hombro, no puedo imaginar contando todo lo que me pasa… Muchas veces demostró desinterés, otras tantas ni tan siquiera eso… No quiero apoyarme porque tiene cosas más importantes por las cuales preocuparse, llorar, agarrarse el pelo y decir que necesita ayuda… No quiero llenarle el saco, no quiero que le sea difícil cargarlo porque yo se lo haya llenado… Estoy dispuesto a cargárselo, a ayudarle y empujar en esa cuesta pero es injusto que yo llene ese saco… Mis dolores no se comparan, mis preocupaciones no son dignas de compartirse, yo no soy digno de interés… Es cierto me siento solo… Pero no culpo a nadie… Soy yo el que quiere estar solo… Muchas veces demostré, intente no estarlo… No se pudo… Ya no lo intentaré más… Yo estaré siempre…En cualquier lugar, hora, circunstancia e incluso clima o distancia… No es justo, muchas veces me lo dijeron, pero no puedo dar algo que no creo digno de ser dado… Me desahogo con una maquina, le grito a las teclas, le cuento secretos a la silla y la pantalla ve como lloro mientras me muero del dolor de cabeza, del frío extraño en mis manos, mientras siento que me desvanezco… Lo siento…Soy idiota, muy idiota. Esto lo escribí hace mucho 13/Julio 10.56 pm… Publicarlo fue una necesidad…

“¿Recordas el fin?”

La noche empieza… Algo pasa… Algo pasa y nadie me quiere decir que es… Vos no me queres decir… Son puntos suspensivos en mi mente, es el viento que me lo dice con cada soplo en el rostro… Hay algo que no está bien… No se ha superado, al menos ella no… Es cansado recibir indirectas, es cansado adivinar lo que te quieren decir… Sé que las palabras se las lleva el viento, sé que las mías son basura, son inútiles, no sirven… Mis palabras que salen con amor, con cuidado, como tratando de salvarte, son una molestia, son algo que te estresa… No necesito que no haya pena, lo que necesito es que me digas las cosas en la cara, sin miedo a lastimar, sin miedo a quedar mal… No te niego que puede doler, no te niego que pueda llorar, incluso que no lo entienda, pero no te niego tampoco que después lo entenderé… No necesito tu cuerpo, no es importante, pero duele escucharte diferente, verte extraña como si no te conociera, como si tuviéramos 30 días, como si no nos conociéramos…duele, molesta, confunde, deprime… Hay mucho sinsabor, hay mucha tensión, hay algo que nos está comiendo, nos está debilitando, no quiero aceptarlo pero no me queda más que hacerlo… No sé si aún lo recordas cuando eramos felices, pendientes siempre de las huellas, de la cercanía, pero felices, no había algo que nos arruinaba la noche, no había algo que tuviéramos que reclamar cada vez que el sol muere y la luna despierta… No quiero esto… Sé que soy yo el que me quejo, el que reclama pero es injusto ver como cambias sin saber porqué… ¿Recordas cuando el fin era lindo y el mensaje no incluía reclamos? Eso lo quiero otra vez con nosotros. ¿Recordas el fin, ese fin del que te hablo?