“Pintarte”

Trato de pintarte como antes, con aquella facilidad con que lo hacía, pero ya no puedo, ya no lo consigo… Te miro fijamente y termino pensando que te falta algo. Ya no puedo plasmar tu mirada ni captar tu hermosa sonrisa juvenil, estás perdida en los deseos y en quien querés ser…  Seguís viniendo donde este pintor para que te pinte pero no puedo, ya no te conozco, algo pasó en tu alma pero no es malo, es extraño… Mi lienzo, aquel que siempre estaba lleno, ahora está en blanco porque no quiero pintar algo que no conozco, algo que no puedo ver ni imaginar… no te enojes por eso… Siempre pasa con el corazón… todos hemos tenido ese síndrome incurable de querer tanto… En las noches antes de dormir hago garabatos pero no logro pintar nada, ya no te conozco, y el interés por hacerlo muere cada vez que cierro mis ojos y duermo.

“Sin título”

Lo menos que quiero hacer es quejarme, es sencillo. si me quejo de algo, tengo que hacer alguna cosa para solucionarlo. Nadie me lo va a solucionar. Me importa mucho lo que piensa la gente, pensaba que no. Me opacan fácilmente, creo que es falta de autoestima y de amor propio de ser quien soy. Me enojan cosas muy tontas, inseguridad. No soy constante, inseguridad. Orgullo, inseguridad. Ser lo que soy no me da felicidad, tener lo que tengo no me hace agradecido, inconforme soy hasta el extremo. Me quejo de todos, pero la culpa es mía.

Para que seguir escribiendo si no vale la pena seguir martirizándome por esto. Supongo que debo cambiar, espero hacerlo antes de perder todo.

Aunque tal vez lo perdí todo ya, me niego a reconocerlo.

En fin, soy amargado, necio e inútil. Cambiar, me lo propongo cada día.

“Triste 2.0”

Hoy, hoy me siento igual que aquel día… Me siento encerrado en mis penas… Sigo llorando entre el silencio y la soledad… Me siento triste porque hago las cosas mal… No logró eliminar el orgullo de mi corazón… ¿Cómo poder olvidar aquellos amigos? Necesito hablar… Seguramente alguien se dirá… Aquí estoy… No, ahí no estás… Muchas cosas te lo impiden… He tratado de decírtelo pero no sé por qué no logro transmitir mi mensaje… Mi corazón llora, llora y mucho… Me siento solo…  Todos tienen mi hombro para llorar… yo no tengo el hombro de nadie… ¡Qué tristeza!

“Hace tiempo”

Hace tiempo que no escribía… Hace tiempo que dejé de soltar mis pensamientos, de disfrutar las madrugadas… Hace tiempo que no dedico algo bueno a alguien… No he bajado los brazos, no he dejado que el fracaso entre… He limpiado mi alma, me siento diferente… Es difícil porque no tengo orden para poder escribir… No me olvidé de vos, ayer que te vi recordé la escuela, los retos de mi infancia, lo lindo que fue aquel tiempo… Muchas veces sentí que me faltaba un pedazo de cielo, otras tantas el sol no me calentaba, y otras muchas estuve triste, solo, sin compañía… He escuchado la música y la he sentido más mía, más cercana, con más significado… Recuerdo como con un suspiro llegaba la noche y era larga, muy larga, donde no habían estrellas, nubes, ni luna, todos se habían ido… Sí, mi alma está triste, ¿por qué? no sé… Sufro, sufro porque muchas veces lo merezco, otras porque la vida no es justa… Lucho contra mi, lucho contra el orgullo que me hizo perder amigos, oportunidades, lucho contra mi porque no soy digno de lo que tengo…quiero serlo, en serio… Mi alma, como ayer, agonizaba con los recuerdos, con esos recuerdos de familias, tribunales, abogados, injusticias, pero nadie, nadie se digno a ponerme atención, aunque lo haya dicho… Soy grande ya, como dirían soy un adulto, pero tengo mi corazón pequeño y débil… Victima no quiero ser, lo único que quiero es escribir en paz… He vuelto porque vale la pena, he vuelto porque no encontré razón para seguir sin ellos, he vuelto porque crecí con ellos, aprendí con ellos, soñé con ellos y son ellos… Las frases vuelan, es gracioso, vuelan de aquí para allá pero no logro atraparlas, se me nubla la visión, me deja ver solo lo malo, lo triste, lo que saca mis lágrimas… Amo a mi novia… Tan bello es caer a tus pies…Tan bello es decirte que sí… Todo esto tiene un final, pero no sé porque no lo logro encontrar… He llegado tarde, se me gastó el tiempo, fui yo, soy yo el culpable… No he estado cuando me ocupabas… Se me olvidó que eras mi amiga… Por ahora ya no hay más que hablar, necesito tiempo para pensar…

“Un viaje”

Nadie ha borrado lo lindo de nuestras horas, nadie ha hecho que no pueda escribirte poemas, o en prosa lo mucho que te amo. Es imposible que haya algo más lindo que nuestros momentos juntos, que nuestras risas y lágrimas juntos… Hemos pasado muchísimas cosas juntos, más de lo que el tiempo pueda suponer, y cualquier otra pareja pueda haber soportado… Pero cierto, no te niego que ha sido difícil seguir, ha sido difícil porque nos dolió…

Voy camino a mi destino preferido desde hace tiempo ya… Llueve, llueve mucho, hace mucho frío y yo probablemente me mojaré… Mientras avanzo cada segundo más para llegar a mi meta… Voy junto a la ventana viendo como cae la lluvia y golpea duro el suelo… El día continúa y sigue lloviendo y yo estoy más cerca de mi destino, ¡qué alegría!

Al fin, he llegado, y bajo del aparato que me transportaba y a la vez me protegió de la lluvia que ya pasó. Camino lento, como tratando de disfrutar del lugar… Te he dado todo lo que tengo, te he puesto en lo más alto de mi pirámide… No existe ni un solo momento en el que no pasas por mi pensamiento, y si estoy en deuda conmigo mismo, eso, eso no importa… He tenido mis manos llenas de dudas cual si fuera nuestra primera vez, he tenido mi alma desnuda siendo sincero, teniendo mi corazón abierto de par en par para que pudieras pasar…muchas veces no quisiste, y ahora tocas y tocas la puerta que está cerrada ya porque se cansó de estar abierta… Mi corazón en la mano te lo di para que lo curaras, no lo hiciste… Las heridas me hacen delicado, me hacen necio, hacen que todo me duela más y que todo sea malo… Te di todo cuanto pude… Me pedís que conozcamos un lugar que te invite a conocer, me pedís que conozcamos la otra cara, la que es oscura, peligrosa… Le he contado las cosas, he llorado, y he hecho miles de cosas con ella, con ella que no corre, no entiende, no importa, no hace nada más para consolarme que dejarme escribir y plasmar mi dolor con pocas letras… Sigo mi camino pasando enfrente de aquel parque… La necesidad de conocerte, la necesidad de estar con vos, de amarte, de verte y hacerte feliz es cada día mayor, y miedo no me da… A veces es inútil desafiar la corriente, es inútil… Nuestro corazón es el que decide, es el que escoge, el que habla, el que besa, el que mira, y el que nos mantiene juntos, más juntos cada día… Voy subiendo la cuesta y a mi lado hay un carro que dice “Garibaldi” lo he visto siempre ahí, sin moverse, sin nadie dándole mantenimiento, ¿qué es? No lo sé… Mi mundo, tu mundo, nuestros mundos, son diferentes, son completamente extraños uno del otro… Seguiré pensando que no es necesario tener mochila, ropa, muchas ganas, no es necesario pasar la puerta que estas tocando… Así estas tranquila, seguí así… Nuestro amor crece, nuestra confianza crece, nuestra conexión mas todavía… Cada día nos amamos más… Voy llegando casi a mi meta, ahí donde vive la princesa de mi alma, la dueña de todo yo… Cansado estoy, sí y muchísimo… Tengo sueño, mucho saldo, trato de pagarlo pero es imposible… Todo abrazado de tu cintura parece más lindo, todo a tu lado es más fácil… Lo que importa ahora, ya sin amigos, es vos y todo lo que tenga que ver con vos… Llegué a mi meta… Te beso, te abrazo y te digo lo mucho que te amo… Princesa mía sos mi vida…

“Estoy..”

¿Qué si estoy triste? Sí, estoy triste y mucho… ¿Hay motivos? No, no tengo ningún motivo en particular para sentirme así… ¿A alguien le importa? No lo sé, se supone que debería importarle a alguien pero no sé, no sé… ¿De que sirve sentirse así? No sirve para nada, es inútil… ¿Arregla algo? No, y si lo hiciera no lo quiero saber… ¿Es desconocido este sentimiento? Diría que sí pero mentiría, es conocido, es difícil vivirlo, es difícil superarlo, la soledad no ayuda… Estoy cansado de estar aquí, a veces deseo dormir y no despertar… Quisiera olvidar que soy de aquí, que vengo de ahí y que tengo que seguir donde estoy… No sé si soy yo el que soy así y supongo que deberían ser así como soy, o soy yo el que esta equivocado… Creo que me duele, me duele eso que es como indiferencia, es como no interés..

“Él…recuerda…entiende”

Todavía no entiende, todavía no encuentra alguna explicación, piensa, le da vueltas, y llega al mismo lugar… Recuerda la noche en que le decías todo lo que sientes, todo lo que te hace ser infeliz, todo eso que no quieres que sea así, él recuerda cada palabra, recuerda como tus ojitos se mojaron y salieron esas lagrimas puras, esas lagrimas que nadie es digno de ver ni provocar… Él tiene poco mas que tú, el recuerda esas mismas palabras salir de su propia boca, el recuerda como pensaba hacer daño, recuerda que se sintió igual, recuerda que el estuvo ahí y que nada importaba, él simplemente te entiende y quiere que cuentes con él… No le importa si lloras, lo que le importa es verte feliz, es hacer lo que sea porque tu vida sea bonita, lo que le importa es conocerte… No quiere que te guardes tus problemas, no quiere que llores cuando el no te ve… Muchas veces puede no tener nada que decir y ni siquiera tendrá la habilidad de hacerte sonreír pero aunque sea llorara contigo… El quiere sufrir contigo, reír contigo, crecer contigo… No te cierres, no lo evadas porque eso le duele… No quiere que sean dos extraños tomados de la mano caminando por el sendero de la vida…

“Más cosas que decir”

Es cierto que es una experiencia nueva y que se siente lindo… He entregado mi ser a este amor, he sido muy romántico, he querido que estés siempre a mi lado para poder verte… Trato que te des cuenta que mi corazón late por ti, late con fuerza cuando estas cerca y late triste cuando estas lejos… A veces en noches como esta que estoy confundido, en las que estoy feliz porque te tengo pero triste porque te dejare de ver, pienso en lo injusta que es la vida, en la mala manera que me ha tratado y en lo difícil que han sido mis lecciones… Hoy como ayer tengo muchas cosas que decirte, como que no quiero que nuestros besos se conviertan en algo rutinario, que pierdan el sentido y la emoción de darlos, que nuestros abrazos dejen de ser cariñosos y se conviertan en un tramite, un simple tramite… No quiero que cuando estemos juntos sea una lista de pasos de lo que debemos hacer, decir y actuar… Quiero que todo sea puro, que todo sea espontaneo así como el amor que siento por ti… Cada vez que me voy de tu lado me llevo tu aroma para poder sentirte cerca, tu calor para no morir de frío, tus besos para recordar a que sabe el amor, y me llevo tu fotografía en mi mente para poder amarte mas… En las estrellas veo tus ojos lindos y sinceros… Cuando se nos pone un abismo desnudo entre los dos me valgo de tus sonrisas, de tus besos y palabras para poder sobrevivir… Una vez lo dije, esa vez no era cierto, una vez lo escuche, esa vez no era cierto, otra vez quiero decirlo, esta vez no sé si deba, otra vez quiero escucharlo, esta vez no sé si lo sientes… No quiero costumbre, no quiero que pienses que soy de mentira… Así como me escuchas y me ves, así soy… 

“Es difícil”

He estado en días de cambios, de sentimientos encontrados, de incertidumbre, de tristeza… Es difícil entender porque esas cajas que estaban en ese cuarto, antes inservibles, ahora sirven para guardar recuerdos, para guardar sentimientos, para guardar confesiones, risas, abrazos, ilusiones, tiempo, amor, consejos, regaños, estornudos, abrazos, lagrimas… Es difícil entender como aquella casa en la que crecí, en la que lloré y reí, en la que di  tiempo y amor ahora queda vacía, ahora se ve ajena, ahora se ve fea y vacía, ya no siento que sea mi querida casa cural… Es difícil entender que me separo de uno de los hombres mas nobles y generosos que, seguramente, ha existido… Es difícil entender que ya no llegare a misa el domingo y recibiré aquel abrazo de Pipo diciendo “¿Ya lo salude?-Hola Cachito” o cualquier nombre… Me sentiré ajeno a esa iglesia, me sentiré sin confianza, me sentiré triste porque falta la persona que ha muchos de nosotros nos lleno el corazón de risas, de regaños, de consejos pero sobre todo de mucho amor a Dios… Es difícil entender porque se va, es difícil saber que ya no escuchare la risa, la voz, que ya no lo tendré cerca todos los días… Quisiera encontrar todas las palabras bonitas que Pipo merece escuchar pero sé que la compañía, que la paciencia, que una simple sonrisa, un abrazo, que la escucha, que la confianza hacia él, un “Hola Pipo” tienen mas valor para él que una simple cena, un simple regalo… Lo único que me queda decir es: ¡GRACIAS PIPO POR DARME CONFIANZA, AMOR, ALEGRÍAS, TRISTEZAS, CONSEJOS, ILUSIONES, SONRISAS, ABRAZOS, LAGRIMAS, CONFIDENCIAS, AYUDA, COMPRENSIÓN, POR CANTARME “CACHITO CACHITO MIO PEDAZO DE CIELO QUE DIOS ME DIO”, POR DEJARME ESTAR CERCA SUYO DÍA A DÍA… GRACIAS!

“Año nuevo”

Agoniza este año y mientras lo veo morir aquí en mi cuarto, solo, escuchando pólvora estallar en el cielo, escuchando risas y felicidad en las calles, trato de reflexionar, trato de valorar y recordar todas las cosas que me pasaron, todo lo que viví… Si, me pasaron tantas cosas, tantas cosas que cambiaron mi vida, tantas cosas que le dieron un motivo diferente a mi vida, cosas que me cambiaron y me dijeron que todo en la vida tiene alguna razón de existir… Mientras el año sigue muriendo y nace el nuevo me reclamo a mi mismo por qué razón las personas esperan diciembre, esperan navidad, esperan el cambio de año para recordar que hay abrazos, que existe el perdón y el olvido, que existe la solidaridad, que existen personas que no comen, que existe paz, que existe la familia… Pareciera que todo eso lo olvida la gente y eso, eso me entristece.

De las cosas malas que me pasaron siempre traté buscar lo bueno, siempre trate buscar la enseñanza y en ella a Dios diciéndome que eso pasaba porque yo necesitaba un cambio, porque necesitaba recapacitar y seguir adelante… Cosas buenas me pasaron y de ellas también aprendí y me di cuenta que sin esfuerzo, sin ganas, sin fe en Dios y en uno mismo no se puede lograr absolutamente nada… También aprendí a querer, también aprendí a valorar, aprendí a esperar… Este año que ya muere me deja a una persona increíble a mi lado, a la persona que busqué, que le suplique a Dios, a una persona que me llena, me da felicidad, me da todo lo que necesito para seguir, gracias a Dios que encontré a mi novia… En fin a Dios le pido que este año que nace y que pronto comenzaremos a vivir lo llene de bendiciones, de amor, de paz y que siempre siempre Él este presente en los corazones de cada uno de nosotros. Feliz año nuevo!