“Pintarte”

Trato de pintarte como antes, con aquella facilidad con que lo hacía, pero ya no puedo, ya no lo consigo… Te miro fijamente y termino pensando que te falta algo. Ya no puedo plasmar tu mirada ni captar tu hermosa sonrisa juvenil, estás perdida en los deseos y en quien querés ser…  Seguís viniendo donde este pintor para que te pinte pero no puedo, ya no te conozco, algo pasó en tu alma pero no es malo, es extraño… Mi lienzo, aquel que siempre estaba lleno, ahora está en blanco porque no quiero pintar algo que no conozco, algo que no puedo ver ni imaginar… no te enojes por eso… Siempre pasa con el corazón… todos hemos tenido ese síndrome incurable de querer tanto… En las noches antes de dormir hago garabatos pero no logro pintar nada, ya no te conozco, y el interés por hacerlo muere cada vez que cierro mis ojos y duermo.

“Ya casi vuelvo”

Mis dedos están tiesos, ya sin costumbre de golpear las teclas con amor o tristeza, con alegría o desesperanza, incluso a veces mis dedos golpeaban las teclas sin saber que sentir, que escribir, como llorar. Las madrugadas fueron el refugio de mi locura, de  mi locura por seguir, por llenarte de luz esos ojos… De ser mejor y matar a mi yo… Los recuerdos me amenazan, cada noche me amenazan y me provocan dudas, tantas dudas…

“Sin título”

Lo menos que quiero hacer es quejarme, es sencillo. si me quejo de algo, tengo que hacer alguna cosa para solucionarlo. Nadie me lo va a solucionar. Me importa mucho lo que piensa la gente, pensaba que no. Me opacan fácilmente, creo que es falta de autoestima y de amor propio de ser quien soy. Me enojan cosas muy tontas, inseguridad. No soy constante, inseguridad. Orgullo, inseguridad. Ser lo que soy no me da felicidad, tener lo que tengo no me hace agradecido, inconforme soy hasta el extremo. Me quejo de todos, pero la culpa es mía.

Para que seguir escribiendo si no vale la pena seguir martirizándome por esto. Supongo que debo cambiar, espero hacerlo antes de perder todo.

Aunque tal vez lo perdí todo ya, me niego a reconocerlo.

En fin, soy amargado, necio e inútil. Cambiar, me lo propongo cada día.

“Mi realidad”

Ya hacía falta. Escribir aunque sea sin sentido hace falta. Desde hace tiempo ya que la aventura se perdió… Se acabaron las piruetas y el colchón donde caía. Hace rato ya que deje de comprender lo que necesito, deje de entender quien soy, que quiero, para que vivo…incluso…porque estoy vivo… Maldito el tiempo… Maldito yo… Me siento perdido entre miles de lineas de código, entre el trabajo, entre mi novia, mi familia, el dinero, mis amigos, mis sueños, mis frustraciones, mis desahogos frustrados… Claro que si me dieran a elegir quien fuera… no escogería quien soy… He dado mi tiempo, mi amor, mi atención, mi esfuerzo…he quedado en deuda conmigo… y aun así me preguntan si les quiero, aun así no confían en mi… Luchador, no lo soy… La vida depende de un montón de cosas menos de mi… Hace tiempo que mi alma se escapó… Hace tiempo ya que quiero no ser quien soy, no tener lo que tengo… Darle todo a Dios y dejar de estar en este mundo… Me siento preso entre mi propio yo… Me siento victima de mi pasado, me siento victima de yo mismo… Ya no encuentro palabras que decir… solo dejo a mi corazón que hable por mi… El tiempo pasa y pasa… es ya una eternidad… estoy aquí… no hay palabras para decir lo que siento…  Aquí lo dejaré… no servirá para nada… para nada más que parecer una victima y acudan a mi auxilio, pero no estoy pidiendo auxilio… Lo he pedido muchas veces y no acuden… Esto y más cosas deprimentes son mi realidad… mi tonta realidad… A pesar de todo… Gracias Dios…

“Triste 2.0”

Hoy, hoy me siento igual que aquel día… Me siento encerrado en mis penas… Sigo llorando entre el silencio y la soledad… Me siento triste porque hago las cosas mal… No logró eliminar el orgullo de mi corazón… ¿Cómo poder olvidar aquellos amigos? Necesito hablar… Seguramente alguien se dirá… Aquí estoy… No, ahí no estás… Muchas cosas te lo impiden… He tratado de decírtelo pero no sé por qué no logro transmitir mi mensaje… Mi corazón llora, llora y mucho… Me siento solo…  Todos tienen mi hombro para llorar… yo no tengo el hombro de nadie… ¡Qué tristeza!

“Que puedo hacer”

Que puedo hacer… Te negaré tres veces antes de que llegue el alba… Me esconderé en la noche donde me espera la soledad… Me perderé en la angustia de no saber donde estoy… Serás mi luz que se esconde tras la montaña… Devolveré mis pasos por todos los caminos que he andado… Y no brincaré los muros… Recorreré tu cuerpo… Destruiré los mitos que todos han formado… Y pensaré que tu amor es lo más vivo y puro… Te veo sonreír sin lamentarte de todo nuestro camino… Te he visto prepararte para partir pero no lo has hecho porque me dejarías sin vida… ¿Qué fue lo que te tocó?… ¿Qué puedo hacer para saber lo que me atormenta en mi interior? Será que no quiero perder lo que amé… Este dolor se va convirtiendo en miedo… Miedo a perder, a equivocarme… a fallarte…

“Hace tiempo”

Hace tiempo que no escribía… Hace tiempo que dejé de soltar mis pensamientos, de disfrutar las madrugadas… Hace tiempo que no dedico algo bueno a alguien… No he bajado los brazos, no he dejado que el fracaso entre… He limpiado mi alma, me siento diferente… Es difícil porque no tengo orden para poder escribir… No me olvidé de vos, ayer que te vi recordé la escuela, los retos de mi infancia, lo lindo que fue aquel tiempo… Muchas veces sentí que me faltaba un pedazo de cielo, otras tantas el sol no me calentaba, y otras muchas estuve triste, solo, sin compañía… He escuchado la música y la he sentido más mía, más cercana, con más significado… Recuerdo como con un suspiro llegaba la noche y era larga, muy larga, donde no habían estrellas, nubes, ni luna, todos se habían ido… Sí, mi alma está triste, ¿por qué? no sé… Sufro, sufro porque muchas veces lo merezco, otras porque la vida no es justa… Lucho contra mi, lucho contra el orgullo que me hizo perder amigos, oportunidades, lucho contra mi porque no soy digno de lo que tengo…quiero serlo, en serio… Mi alma, como ayer, agonizaba con los recuerdos, con esos recuerdos de familias, tribunales, abogados, injusticias, pero nadie, nadie se digno a ponerme atención, aunque lo haya dicho… Soy grande ya, como dirían soy un adulto, pero tengo mi corazón pequeño y débil… Victima no quiero ser, lo único que quiero es escribir en paz… He vuelto porque vale la pena, he vuelto porque no encontré razón para seguir sin ellos, he vuelto porque crecí con ellos, aprendí con ellos, soñé con ellos y son ellos… Las frases vuelan, es gracioso, vuelan de aquí para allá pero no logro atraparlas, se me nubla la visión, me deja ver solo lo malo, lo triste, lo que saca mis lágrimas… Amo a mi novia… Tan bello es caer a tus pies…Tan bello es decirte que sí… Todo esto tiene un final, pero no sé porque no lo logro encontrar… He llegado tarde, se me gastó el tiempo, fui yo, soy yo el culpable… No he estado cuando me ocupabas… Se me olvidó que eras mi amiga… Por ahora ya no hay más que hablar, necesito tiempo para pensar…

“Solo…gracias”

Tal vez ésta historia ya tenía final, no sé porque te sentí de repente tan distante de mi… Llegué tarde de nuevo, se nos gastó el tiempo… Tal vez fui yo quién no te dio lo que merecías  talvez vos pedías mas de lo que te tocaba… Tal vez fue porque ya no había más que hablar… Pero por más que lo pienso no hay razón de que seas así… Tal vez no te escuché, talvez no te hablé cuando debía… Se nos rompió la cuerda… Intenté volver a empezar, te cansaste, lo entiendo y lo respeto. No hay rencor, ni envidia, ni nada… Solo una palabra…Gracias…

“Mi error”

No sé como explicar lo que nos pasa… No sé que es lo que necesitamos… No sé porque te hago llorar… No sé porque te hago sufrir… Es que siento que no estoy en mis manos… Hay algo que me controla y no puedo luchar contra eso… ¿Qué es eso? No tengo ni la más mínima idea… Pensé que era para mi, la sorpresa fue que no lo fue… Estaba seguro que iba por un buen camino pero no… Me equivoqué… Ella fue mi salvación aquel momento de traición… En aquel momento donde caí… Fue un mundo negro el que viví, fue la desesperanza… Dios… ¿Dónde estaba?… Sin fe, sin vida, sin horizonte…ella apareció, ahí mientras jugaba billar virtual… Mientras luchaba por ganarle, ella luchaba por ganar algo más que nuestro juego… Recuerdo que jugaba ya por inercia, de hecho en aquel momento hacía todo por inercia… Comenzamos a cantar la más triste canción que he oído .. La cantamos por poco tiempo… Mientras yo me creía el hombre más feliz del mundo, ella me creía el hombre más estúpido del mundo… Es que apareció con esa luz que buscaba, apareció cuando ya nada importaba, y mi vida no tenía sentido… Llegó y fue mi luz, mi camino, mi más grande error…

“Frases sueltas”

Prometo que tiraré las frases como salen del corazón… Un día… antes en aquellos dias era fácil sonreir, era muchisimo más sencillo estar consciente de que pasaba, era más fácil ver el día de buen modo, hasta era fácil decir y pensar que la vida era bonita y que no había nada mejor… No sé si será que estoy resentido, no sé si será que estoy cansado de la misma canción de siempre, no sé si será la pérdida resiente, no sé si será que es triste ver como el esfuerzo no sirve para nada…Tanto así que no sé qué escribir, me parece aburrido, sin sentido, algo cansado… Hoy de algo estoy seguro no es resentimiento, es pasado, es vida, son problemas sin solucionar, es rutina laboral, es eso, creo… Hoy siento como el pasado golpea mi alma exactamente igual como lo hizo antes… Tengo pena, coraje, tristeza, angustia, odio,ganas de llorar, quiero ser reservado… No quiero que me conozcan, no quiero que opinen bien de mi, de hecho, no quiero que opinen de mi… Siento tanta hipocresia a mi alrededor, siento tantas ganas de llorar, salir corriendo y morir en el intento de alcanzar algo que no es para mi… El mundo se absorbe, se come así mismo, se molesta él mismo y…¿de quién es la culpa? De D….sí mia, maldita sea. Todo es culpa mía, hago las cosas mal, llego y la gente sufre, me voy y todo está bien…¿o no? No podés decirme lo contrario, lo noto… Ya olvidé que es confiar en la gente, que es un abrazo ajeno, que es tener un día… Olvidé que es estar incómodo en la oscuridad… ¿Qué pasó? No lo sé, a veces me da miedo saber que pasa. Comparten la mesa, miran con desprecio, sienten obligación, no lo hacen con el amor que profezan, no lo hacen… se les nota… ¿para qué p..utas las oraciones en la mesa? ¿Para qué eso? ¿Ah? La hipocresia, el fanatismo asqueroso por algo idealizado, por algo que hace sufrir, promesas que no cumplen, palabras que salen nada más por salir… No es un post como siempre, lo sé. Son más que palabras, son mis sentimientos… No quiero preocupación porque yo me preocupe… Quiero que las cosas salgan del corazón… Es difícil decirlo… Y sí no está tan lejos… Rezamos para que algo pasara y ahora que pasó…no se puede aprovechar… Eso cansa… Siento que no puedo luchar con este sentimiento… Lo siento si esperabas algo diferente cuando te llegó la notificación de un nuevo post, lo siento, prometo que no es nada con vos… Te necesito ¿no te das cuenta? No es el hecho de hacer algo, de estar solos, de jugar o no con papeles… Lo importante es estar juntos y no sabes cuanto miedo me da que penses lo contrario… Tengo miedo a algo que no sé qué es… Entraste pero….hasta ahí… Como quisiera ser un niño… y disfrutar cuando pude hacerlo… Extraño la niñez, extraño la escuela… Solo estudiar y ya… Reclamos, pagos, robos, faltas, no rumbo, ayudame por favor… ¿Por qué siento que todo lo que haces, lo haces con obligación, lo haces porque no te queda de otra, lo haces para quedar bien, lo haces porque eso es lo que necesito, porque sino lo haces estás mal, lo haces porque sino me enojo? Ya el sueño me gana, hay que trabajar mañana temprano, hoy mejor dicho… El sueño me gana tengo que ir a acomodarte encima, cobijarte, decirte que te amo y buenas noches al oido, y abrazarte como siempre lo hago cada noche con amor puro y honesto… Gracias.